La Musicoterapia, Como Alternativa Para Ayudar A Controlar La Salud.

La Musicoterapia, es una terapia que emplea la música de manera controlada con el firme objeto de restaurar, mantener, prolongar y aumentar la salud mental, psicológica,  o física de una determinada persona, sigamos leyendo!!.

En otras palabras, es la práctica de forma sistemática de la música, conducida por un músico como terapeuta en un ambiente con características terapéuticas, con el objetivo de realizar cambios en la conducta. Todas estas transformaciones ayudarán al individuo que se encuentran participando de esta terapia a poseer una mejor comprensión  de sí mismo y de todo el mundo que se encuentra rodeándolo, pudiendo llegar a adaptarse mucho mejor a la sociedad.

A lo largo y ancho de la historia, diversas civilizaciones han llegado a reconocer la enorme influencia que tiene la música sobre los seres vivos, en nuestro caso sobre las personas. Un ejemplo de esto, es que ya en los papiros médicos de origen egipcio que nos aparece en el año 1500 A.C., se hace mención al encantamiento y a la seducción de la música que se encuentra relacionado incluso con la fertilidad que tiene la mujer.

Para poder comprender  la música y las emociones en la salud debemos ir al inicio de todo. Según nos dice la Real Academia Española la música no es más que

“El arte de poder combinar los sonidos de la voz humana o los sonidos de los instrumentos, o de unos y otros al mismo tiempo, de forma que produzcan una especie de deleite, llegando a conmover la sensibilidad, ya sea de forma alegre, o triste.”

Así, el canto como cualquier clase de sonido,  el violín, el sonido de una guitarra, la percusión presente en una canción de un grupo de rock, o el compendio de una orquesta sinfónica, o un grupo que practique música suave o balada,  todos estos ejemplos a la final son música. Desde la antigüedad la música ha sido reconocida como  un arte a nivel mundial .

La música es considerada al igual que la matemática como un  lenguaje universal, son códigos, que se encuentran presentes y ha estado siempre en todas las diferentes culturas por lo largo de toda la historia en la humanidad.

Como un dato curioso, los símbolos o jeroglíficos que se encargan de caracterizar la palabra música, eran semejantes por no decir iguales a aquellos que simbolizan las emociones de alegría y bienestar. Y en el Oriente en la antigua China, los dos ideogramas que son los responsables de representarla,  poseen como significado principal el disfrutar del sonido.

Esto quiere decir, que existe una enorme coincidencia en relación a los símbolos a lo que es la música realmente, que ha perdurado a través del tiempo, donde sobresalen las sensaciones enormes de bienestar, que son agradables y placenteras que la misma realiza en las personas.

musicoterapia

La Musicoterapia.

Es totalmente valido y posible,  que los inicios de utilizar de modo terapéutico la música y  los sonidos, se remontan a los inicios y a los principios de la humanidad en las épocas antiguas. Ya decía Platón que,  la música era un alivio para el alma a lo que la gimnasia lo era para el cuerpo, reconociendo siempre que ésta poseía y tenía determinadas características cualidades y propiedades cualidades que incurrían en nuestras diferentes dimensiones tanto emocionales como espirituales.

Tomando en cuenta que la música a nivel mundial es una de las conocidas y renombradas Bellas Artes, que es más difundida porque ha nacido junto a la misma habla, se podría llegar a decir que la Musicoterapia entonces tuvo sus inicios con la misma humanidad, acaso no es la Nana, la primera canción y a la vez el primer acto músico-terapéutico a nivel universal aplicado en todas las culturas para ayudar a tranquilizar a los bebes, su llanto y sus dolores.

Kenneth Bruscia dice:

La Musicoterapia es un trayecto de intervención de características sistemáticas, en las cuales el terapeuta se encarga de ayudar al paciente a lograr la obtención de la salud mediante el uso de experiencias musicales y de las relaciones que se pueden desarrollar mediante el empleo de ellas como las fuerzas dinámicas determinadas para el cambio, y de esta forma lograr establecer una relación propia de ayuda socio-emocional mediante las actividades musicales con el fin de llegar a promover y restablecer la salud en las personas.

La Asociación Americana de Terapia para la Música, en sus siglas (AMTA) describe a  la musicoterapia como una actividad, la cual ayuda en el campo de los tratamientos para la salud, que utiliza la música y todas sus actividades musicales para poder tratar de forma curativa las necesidades física, psicológicas, mentales,  y sociales de personas de distintas edades.

La Musicoterapia puede hacer que realmente mejore la calidad de vida de aquellas personas que se encuentran  mantienen sanas además de cubrir ciertas necesidades especiales que pueden llegar a tener tanto los niños  como los adultos que posean ciertas clases de discapacidades, patologías y enfermedades. Sus distintas intervenciones pueden hacer una yunta para ayudar a mejorar el bienestar, así como ayudar a controlar el estrés, mejorar la expresión de los sentimientos, minimizar  el dolor, e igualmente facilitar la rehabilitación física,  como potenciar la memoria, y por ende mejorar la comunicación.

Así, de esta manera si llegamos a considerar y a observar a la enfermedad como un desequilibrio, una carencia o una falta de comunicación presente, incluso una ruptura, podemos de igual forma pensar que la música nos ayudara a hacer los puentes que son tan necesarios para que esta comunicación que se mantiene bloqueada,  llegue a abrirse, fluya para poder contribuir al restablecimiento de la misma o nos genere mejoras en la salud.

En nuestros días, en la actualidad, la musicoterapia se aplica en un campo muy diverso y muy amplio en relación a los distintos trastornos, y que sirve de diversas maneras porque es dirigida a personas sin límites de edad.

Su aplicación en la educación es muy frecuente para ayudar a tratar la hiperactividad en los niños, los diversos clases de autismos que existe, el síndrome de Down, de igual forma ayuda en la salud mental así como en la ansiedad, la depresión, el estrés, es de gran importancia en la medicina con pacientes que sufren del dolor crónico y agudo, en la oncología, en la geriatría así como en las personas que se encuentran en las Unidades de Cuidados Intensivos conocida por sus siglas UCI.

Así podemos de igual manera ver como la musicoterapia solo ayuda a sanar, dado que se encarga de unificar la música con las emociones que podemos llegar a sentir todos los seres vivos.

Objetivos básicos para la musicoterapia.

Gracias a la vasta capacidad que posee la música de trabajar en todos los niveles,  con la terapia musical se pueden llegar a conseguir alcanzar algunos objetivos como lo son:

  • -Socializar, rehabilitar y ayudar y del mismo modo educar.
  • -Ayuda a reforzar la autoestima de un ser humano y su personalidad.
  • -Ayuda a desarrollar la sensibilización de las emociones y en lo afectivo.
  • -Ayuda a desarrollar la comunicación y los diferentes medios de expresión en el ser humano.
  • -Mejora en cualquier edad el nivel de afectividad y las conductas.
  • -Llena a las personas de diversas vivencias musicales que las pueden enriquecer, y que las ayudan de diferentes maneras a obtener motivación.

¿Cómo actúan las emociones y la música?

¿Quién no ha llegado a experimentar en algún momento alguna clase de emoción mientras se encontraba escuchando alguna canción, dado pues que el sonido junto a la música  cuando se encuentran unidos nos generan distintas clases de emociones, y éstas modifican y alteran de alguna forma nuestras hormonas, cambiando hasta nuestro ritmo cardíaco, las pulsaciones, la fisiología, y los valores corporales presentes. Hay siempre una multitud que es muy amplia de distintos momentos en los que empleamos a la música, ya sea de forma consciente y hasta inconsciente.

La música se empleaba en épocas remotas para ayudar y animar a los guerreros, como en el circo romano y a los cazadores. Inclusive, en el cine se puede observar cómo se emplea como un medio para auxiliar y multiplicar los efectos de escenas diversas, convirtiéndose de esta forma en un código casi  imprescindible para la caracterización de porte sensitivo emocional presente en las situaciones y más aún en el mismo guión.

Nuestro estado físico y sentimental, por lo general se encuentra reflejado por el tipo de música que cantamos en momentos determinados o que podemos estar escuchando. Una canción que de forma obvia es de tonada triste puede llegar a llevarnos a un estado de igual forma melancólico y hasta depresivo, mientras que una canción  de características alegres puede llegar a excitarnos de manera feliz y además otorgarnos un periodo de tiempo de mucho jubilo.

Esto es igual que cuando una música de características suaves y totalmente armónica y nos acompaña en esos tiempos que dedicamos nuestros estudios y a la relajación, como en el yoga (por cierto te invito a que entres en nuestra sección de yoga) o una música que sea de tipo rítmico que nos estimula mientras nos encontramos haciendo ejercicio.

De igual manera la música o sus diferentes tonadas, poseen grandes efectos en muchos de nuestras remembrazas más importantes. ¿Quién no puede decir que no ha asociado alguna melodía o canción con una situación  determinada?

Las diversas áreas cerebrales que se llegan a activar con la música y con las emociones son por lo general las mismas. Cuando el cerebro  se convierte en receptor y percibe las ondas sónicas que le llegan, se crean algunas reacciones en el orden psico-fisiológicas. Es así, como argumentamos con emociones y éstas suelen crear alteraciones de orden fisiológicas como el aumento de la segregación en las hormonas y en los neurotransmisores, que se encargan de actuar de forma directa sobre nuestro sistema nervioso central.

¿Cómo  nuestro cuerpo trabaja la información procedente de la música y de las emociones?

Primero hacemos un análisis acerca de las características acústicas.  Probamos mediante una estructura de tipo temporal el ritmo, el compás, y la organización presentes en el tono. El proceso en el comienzo del sistema que se encuentra relacionado con la experiencia musical se encarga de percibir los sonidos que no son más que vibraciones con distintas clases de frecuencias, recibidas y codificadas a través  del oído humano y  modificadas en señales del tipo eléctricas, que a su vez son transportadas mediante el canal que lleva el nervio auditivo hasta llegar a el sistema nervioso central.

Esta información llega por fin a la corteza auditiva que se encuentra situada en la cara lateral en la corteza cerebral, esto quiere decir en el lóbulo temporal.  En este sitio se consigue y se recibe a la vez se analiza todo el estímulo auditivo, esto quiere decir que  allí escuchamos. Las señales eléctricas entonces se vuelven  dentro de la corteza para dar una clase de experiencia  de carácter subjetivo a la música.

Pero no sólo a través de esta vía se puede llegar a responder a la música; otros sistemas de características sensoriales pueden ser accionados por ella. Por otra parte, y debido a que la música de forma general evoca todas clases de imágenes, otras áreas del cerebro que se encuentran relacionadas con esto también se pueden ver involucradas.

la musica

Proceso dentro de nuestro cerebro al escuchar una canción.

Cuando la música arriba al fondo de nuestros oídos, la información empieza  a realizar un gran viaje a mediante todo el tallo cerebral, desde el mesencéfalo hasta arribar a el córtex auditivo, que es donde  justamente la información es trabajada por el córtex auditivo primario y por el córtex auditivo secundario.

Luego  empezamos a detallar cada parte de la letra de la canción por el sistema el cual es encargado de procesar el lenguaje en el organismo. El léxico musical es el baúl en el cual guardamos o almacenamos,  toda la información que de tipo musical vamos recibiendo durante toda nuestra vida, y es el que nos otorgara el poder de reconocer una melodía, o una canción completa.

Las reacciones diferentes a los estímulos musicales, no son otra cosa que el resultado de un largo proceso de tipo neurofisiológico que es muy preciso, teniendo todo este proceso características parecidas en todas los seres vivos, lo que llega a diferenciar a unas de las otras, será la historia que ha transcurrido en la vida de cada uno de los individuos, el aspecto determinante totalmente sobre las diferentes emociones.

De forma seguida, las áreas que se encargan de la asociación, tienen un papel preponderante en la integración, en la interpretación, y en el almacenamiento de toda la información que se debe recibir en cada uno de los sistemas sensoriales del organismo.

Estas áreas también poseen una participación muy importante en la integración de cada una de las  características que forman parte en la personalidad de cada individuo así como en el trabajo de la regulación que poseen cada una de sus emociones, ya que estas se mantienen en comunicación estrecha con las estructuras del llamado y conocido sistema límbico, el cual se encuentra formado por un conjunto de distintas estructuras que tienen que ver de forma directa con la producción y a su vez con la regulación de cada una de las emociones que podemos llegar a sentir.

La música puede incluso llegar a cambiar hasta nuestros ritmos fisiológicos, se encuentra en la capacidad de alterar nuestro estado emocional o sentimental y puede llegar a ser capaz de vulnerar todas nuestras actitudes mentales, liberándola de bloqueos, aportando mucha paz y armonía a nuestra alma y espíritu. La música tiene el poder de ejercer además de tener una gran  influencia en el ser humano en todas sus escalas y en todos  sus niveles.

“El arte de la música es el que más cercano se encuentra de las lágrimas y de los recuerdos”

Inicios de la terapia musical.

A lo largo del paso de la historia, son muchas las diferentes y diversas civilizaciones que han reconocido toda la influencia que posee la música en la vida y la formación de todos los seres vivos. Por ejemplo, ya en los antiguos papiros médicos de origen egipcios que datan del año 1500 A.C., se le otorga  referencia al gran encantamiento que posee la música relacionándola de alguna forma directa con la fertilidad en la mujer.

En la Biblia podemos encontrar como el rey David realizaba música de sanación  frente al rey Saúl. De igual forma en muchas leyendas antiguas, en cosmogonías y en algunos ritos acerca del origen del propio universo en diferentes culturas, el sonido juega un papel fundamental. Así pues, se habla desde épocas remotas que la música para el hombre primitivo fue el principal medio de comunicación con todo su medio ambiente y sus congéneres.

Para los hombres de origen egipcio el Dios Thot se encargó de crear el mundo solo usando  su voz. Los médicos, chamanes y brujos solían y aún suelen emplear en sus ritos mágicos, ciertas canciones y algunos sonidos para ayudar a expulsar todos los espíritus malignos que existen dentro del individuo que se encuentra enfermo y además se ayudan con el baile, la danza, la ejecución de la expresión corporal además de la ejecución instrumental.

Cuenta la historia que por los indios que pertenecen a la boca de Brahma salieron los primeros dioses y que los mismos son cantos, por lo tanto el popular sonido OM es la sílaba que se encargó de engendrar a toda la creación. Entre los antiguos griegos el filósofo Aristóteles fue el primero en lograr establecer una teoría acerca de la enorme influencia que posee la música sobre los seres humanos. A él se le concede la Teoría del Ethos, palabra de origen griego que puede ser traducida literalmente como:

La música que se encarga de causar los distintos estados del ánimo en los seres vivos

Hoy en día ya sabemos que la terapia con la música es una rama conocida de la ciencia y que se logro organizar como tal solamente al inicio de nuestro siglo. Es así pues, que en definitiva la terapia musical es la mezcla de muchas y diversas disciplinas, que se encuentran girando alrededor de la Música y de las diferentes Terapias, porque es contemporáneamente hablando parte del arte, de la ciencia y del proceso interpersonal como tal.

  • Como parte del arte tiene que ver de forma directa con la subjetividad, la belleza, la individualidad y la  creatividad.
  • Como es una parte de la ciencia, tiende a ser parte igual de la verdad, de la objetividad, la colectividad.
  • Como parte del proceso interpersonal, tiene que ver de forma directa con la intimidad, con la empatía, comunicación, con las relaciones de roles y con la influencia de forma recíproca.

Al ser de en nuestros días catalogada como un arte y a la vez una ciencia que se está practicando dentro de un proceso de características que son interpersonales esta necesita e la integración total de muchos elementos que a veces son algo contradictorios.

La terapia música puede llegar a ser objetiva y algo subjetiva, puede practicarse de forma individual y también colectiva, puede trabajarse de manera interpersonal y de igual modo intrapersonal. Como una clase de arte, la musicoterapia es regida por la ciencia y se tiene su foco principal en un proceso de características interpersonales. Como parte de la ciencia se encuentra enriquecida a su vez por el arte y esta se humaniza por la estrecha relación que existe entre el terapeuta y el cliente. Como un proceso interpersonal, se encuentra facilitado por el arte y es guiado a su vez por  la ciencia.

Es decir que en definitiva la musicoterapia es la parte de la ciencia que se encarga de estudiar todos los efectos de carácter terapéuticos que le ofrece la música a los seres humanos. Quién tiene el trabajo de realizar esta clase de terapia es el llamado músico-terapeuta, el cual es un profesional que debe estar entrenado no solo en la música sino también en ciencias como la psicología, la anatomía, las técnicas de investigación, y otras ramas que son paralelas a estas.

Los principales efectos y beneficios de la terapia musical.

Hoy en nuestros días la investigación acerca de la musicoterapia se hace sin importar  las edades y las enfermedades, dado que por esto es el concepto de aplicabilidad:

  • Traumatismos de Craneo.
  • El Alzheimer,
  • El mal de Parkinson,
  • Diferentes clases de autismo,
  • La demencia,
  • Los enfermos en el orden de la psiquiátria,
  • Los niños que sufren diferentes problemas de conducta,
  • Las personas con SIDA, por solo nombrar algunas.

Estudios e investigaciones numerosos han logrado demostrar la funcionalidad de la terapia musical en los pacientes con distintos problemas en el orden de lo neurológico. Estas investigaciones nos enseñan que la música si es de ayuda en los pacientes que tienen la enorme necesidad de ganar control en actividades tan comunes como mejorar su ritmo de caminar, ayudar a estimular la memoria de tipo anterógrada y la retrógrada, ayudar en el aumento de  la autoestima, ayudar a estimular la formación de nuevas relaciones sociales en el mundo, e igualmente se puede emplear como un método de contacto, un cable a tierra con la realidad.

En lo particular la música como una herramienta terapéutica puede tener distintos efectos, entre los cuales podemos mencionar:

1) Los efectos de características bioquímicas

La música puede  llegar a  afectar:

  • Los aminoácidos que se encuentran presentes en las proteínas
  • Las secreciones de tipo glandular: como las hormonas, los neurotransmisores, los neuro-moduladores.

2) Los efectos de características fisiológicas

  • Ayuda a acelerar o a disminuir el pulso y el ritmo cardiaco.
  • Ayuda a regular la presión en la sangre.
  • Ayuda a normalizar el ritmo en la respiración.
  • Ayuda a poder controlar totalmente la respiración así como las partes del cuerpo que intervienen naturalmente en la fonación y en el canto.
  • Le da mejoría a todas las enfermedades de origen cutáneo, es decir otorga una respuesta galvánica en la piel (GSK) al igual que en los niveles de conductancia en la misma (SCL)

3) Los efectos de características Músculo-Motrices.

Mediante el empleo de las diferentes actividades que existen en la musical se puede llegar a trabajar de forma positiva el desarrollo, el equilibrio, la coordinación, y la en las actividades motrices de características funcionales. Al mismo tiempo, se puede llegar a conseguir muchas mejoras en la coordinación motriz, en la amplitud de los movimientos, en la respiración, y principalmente en el tono muscular como sucede en los bebes recién nacidos.

  • Ayuda a mejorar la actividad en los músculos.
  • Permite al mismo tiempo la coordinación motriz, con los diferentes movimientos de asociación y de disociación, el equilibrio, la marcha, y la lateralidad entre otros.
  • Ayuda a mejorar el nivel de resistencia y tolerancia al dolor.
  • Ayuda a los movimientos peristálticos presentes en el estómago  como lo es el sistema nervioso autónomo.
  • Ayuda en las mejoras de los reflejos de las pupilas.
  • Permite adquirir ciertas destrezas y algunos medios de expresión del cuerpo humano, melódica, gráfica e instrumental.

Efectos presentes en los ritmos de las diferentes ondas del cerebro.

El impulso electroquímico que es generado en las neuronas a su vez provoca las ondas cerebrales que se pueden llegar a observar en las imágenes de un electroencefalograma, para lo cual se cuentan con cuatro ritmos:

  • Beta, este se encuentra entre 15 y 30 Hz o ciclos por cada segundo. Es perteneciente al hemisferio cerebral del lado izquierdo y se encuentra caracterizado por el pensamiento analítico, por la lógica, se encarga de realizar las operaciones matemáticas. En este el neurotransmisor principal es la acetilcolina.
  • Alfa, este se encuentra entre los 8 y los 14 Hz o ciclos por cada segundo. Es perteneciente al hemisferio cerebral que se encuentra en el lado derecho. Puede llegar a aparecer en los estados de quietud, calma y relajación, en los momentos de paz y es el ritmo que se aplica el súper aprendizaje. Los neurotransmisores principales en este ritmo son la acetilcolina, la serotonina y la dopamina.
  • Theta, este se encuentra entre los 5 y los 7 Hz o ciclos por cada segundo. También es perteneciente al hemisferio cerebral en el lado derecho. Se puede observar en el proceso del sueño, en la fase REM del mismo. Esto es conocido como el ritmo del chamán. La serótina aquí es el  neurotransmisor primario.
  • Delta, este se encuentra entre los 0.2 y los 4 Hz o ciclos por cada segundo. Es perteneciente al hemisferio cerebral que se encuentra en el lado derecho. Es el conocido ritmo del sueño más profundo, del descanso que es total y puede durar desde una hora hasta el tiempo total que llegue a durar el sueño

Mediante las prácticas de forma constante y el uso de la meditación y de las prácticas Zen, como el uso de la danza, con la música especial, se puede alcanzar y experimentar los estados alfa y theta, con estas acciones el ser humano puede llegar a relajarse mental y físicamente, demostrando mejoría y aumento en la memoria, en el aprendizaje, y en la inteligencia. Son muchos los estudios que han confirmado que dichas técnicas ayudan y provocan una gran cantidad de liberación en los neurotransmisores, hablamos en este apartado principalmente de las endorfinas, pero a la vez de la serotonina, de la dopamina, psicodélica endógena entre otras

3) Efectos de características cognitivos e intelectuales.

Con la música como el principal elemento motivador se pueden llegar a estimular las funciones superiores del organismo como lo son: la atención, el nivel de alerta, la memoria, la orientación, el aprendizaje,  el reconocimiento, y la imaginación en el organismo:

  • Nos permite el desarrollo pleno de la capacidad de atención mantenida o sostenida, esto consiste en desarrollar la discriminación en el oído, aprendiendo los sonidos y los ruidos, recordándolos y aprendiendo a reproducirlos.
  • Facilita y mejora el aprendizaje en el ser humano.
  • Ayuda al desarrollo del sentido de análisis y de orden.
  • Ayuda a maximizar el proceso en el razonamiento.
  • Desarrolla y ayuda al crecimiento y expansión de la memoria
  • Facilita las relaciones que se establecen con características tempo-espaciales.
  • Permite la reflexión, la relajación,  y la meditación.
  • Se encarga de estimular la creatividad y de ayudar a la imaginación
  • Desarrolla el poder de la expresión oral y de la locución mediante la utilización de el canto, la articulación, la vocalización, y el poder del control en la voz.

4) Efectos de características sociales en el individuo.

  • La música es unificante y permite el compartir de ciertos momentos.
  • Ayuda a facilitar la comunicación, las relaciones y el diálogo entre ellas.

5) Efectos de características psico-emocionales.

Las técnicas musicales que son activas y receptivas y activas ayudan a facilitar la expresión y el poder compartir de todas las emociones y los sentimientos a la vez que también promueven la interacción de los mismos:

  • La música es una fuente de mucho placer dado que remueve emociones y sentimientos.
  • Puede llegar a despertar, provocar, evocar, desarrollar y fortalecer a las personas.
  • Puede llegar a ser estimulante, sedante, y enervante.
  • Refuerza, aumenta y  ayuda a la autoestima y a la personalidad.
  • Permite realizar pautas en la conducta que faciliten y ayuden a la integración social del individuo.
  • Ayuda a que se libere la energía que se encuentra reprimida y a la vez permite poder conseguir el equilibrio personal mediante el uso del ritmo.
  • Sensibiliza de forma emocional y afectiva a través de los valores estéticos que posee la música como tal.
  • Desarrolla las enormes capacidades que tiene el intelecto como lo son la imaginación, la atención, la memoria, la comprensión, la concentración, de los conceptos, o la agilidad mental.

6) Los efectos de características espirituales y trascendentes en la persona.

  • La música puede llegar a tener y ofrecer efectos catárticos.

En resumen podríamos llegar a decir que la terapia musical ejerce un efecto terapéutico de forma simultánea en todas las áreas de las personas y por lo tanto llega a  producir una cantidad enorme de cambios a favor.  Es un tratamiento que no es invasivo por ende nada doloroso.

Permite llegar a las personas con distintas habilidades y hasta discapacidades. Posee pocas o casi ninguna contra-indicación. La música, por tener entre sus características la universalidad, es accesible de forma fácil desde cualquier sitio o lugar. Ofrece un sinnúmero de grandes oportunidades a la persona para que se pueda implicar de forma activa en la terapia.

Pero aparte de todos los efectos que puede llegar a  producir, la música mantiene unas características que, por sí solas, son totalmente terapéuticas. Se puede decir que en concreto la música es de carácter multidimensional:

  • Tiene la capacidad para llegar a producir cualquier clase de efectos a niveles o a dimensiones distintas.
  • Es Universal: Se encuentra presente en toda la diversidad de culturas, que existen.
  • Es Flexible: permite que se puede adaptar a diferentes niveles u objetivos, según sea la necesidad propia de cada paciente.
  • La música mantiene una jerarquía establecida en el tiempo y en el espacio y una estructura que pueden llegar a ser trasmitida al paciente.
  • La predicción de todos los elementos musicales es lo que en realidad aporta confianza, seguridad, y tranquilidad.
  •  Es un Lenguaje que es no convencional dado que es simbólico.

La música es mucho más útil que todas las palabras juntas. Es el significado que es no verbal en  la música lo que le otorga su valor real.  Gaston

la terapia musical

La música, es al igual que otros diferentes estímulos portadores de una gran energía, nos ayuda a producir un abanico amplio de respuestas que pueden llegar a ser desde inmediatas, diferidas, voluntarias o incluso involuntarias.

Todo va a depender de las circunstancias en lo personal que estas se den desde la edad, en que etapa de desarrollo se este, el estado anímico, la salud psicológica que se tenga, incluso la apetencia, cada estímulo musical o sonoro es muy importante y puede inducir una variedad desconcertante de diversas respuestas en las que se encuentran integradas, tanto los aspectos afectivos, como los aspectos bio-fisiológicos y mentales de cada una de las personas.

Así pues, cuando el bebé agita cualquiera de sus miembros, cuando el mismo reconoce una canción que es entonada por su mamá, o los jóvenes adolescentes se sienten reconfortados en lo físico y en lo anímico cuando escuchan una música que es ruidosa e incluso esto les ayuda a llegar a concentrarse mucho mejor en los estudios.

Dado que la terapia musical constituye una aplicación fundamentalmente funcional de la música con fines aplicados en lo terapéutico, se preocupa de manera esencial de promover a mediante el uso del sonido y de la música, una amplia circulación en el campo energético de una persona, a investigar las múltiples y diversas transformaciones que puede llegar a inducir en los sujetos el impulso que es inherente al estímulo sonoro y a poder aplicarse la música para llegar a solventar problemas que tienen origen psicosomático

En qué nos puede ayudar la Terapia Musical.

La música es influyente en el mundo del individuo en dos niveles fundamentales y primarios y a la vez diferentes: la movilización y la musicalización.

La música es pura y evidente energía y por lo tanto se encarga de mover a los seres humanos desde el instante propio de su nacimiento y aún desde la etapa en que se es concebido, desde la misma etapa prenatal. Mediante la escucha o la creación misma, la música se encarga de imprimir una energía con carácter global que circula de un modo libre en el interior de cada una de las personas para luego proyectarse a través de las múltiples vías en la expresión que se encuentran disponibles.

Además de esto los sonidos se encargan de generar una musicalización dentro de cada una de las personas, es decir, la impregna la llena en su interior dejando huellas de su paso y de toda su acción. Así pues, la música que viene desde el entorno o de la experiencia de los sonidos  pasa a formar parte e integrar un fondo o una clase de archivo personal, lo que puede llegar a denominarse como un mundo sonoro que es interno.

Por lo tanto, la conducta que tomemos dentro de lo musical es justamente una proyección de nuestra  propia personalidad, utilizando un lenguaje que no es verbal. Escuchando, haciendo o produciendo cualquier clase de música nos manifestamos en determinado momento tal y como somos o como nos podemos encontrar en un determinado momento, reaccionando de diferentes formas.

Cada individuo busca en la música aquella que es justa y adecuada para cada una de sus propias necesidades, ya sea absorbiéndola de un modo muy pasivo o creándola de una manera activa. Toda expresión de tipo musical se encarga de conformar un discurso que es no verbal y que refleja ciertos aspectos en el mundo sonoro de lo interno y a la vez provoca la movilización y por consiguiente la proyección del mundo sonoro con fines meramente  expresivos y a la vez parte de la comunicación.

Incluso se podría llegar a ratificar que el objetivo primordial en la terapia musical es la de llegar a  fundamentar la base de la comunicación mediante la utilización en la música. El músico-terapeuta tiene su basamento principal en su conocimiento musical y a la vez el psicológico en que los sonidos se pueden probar y trabajar como una especie de lenguaje no convencional.

Recordando entonces la definición que hicimos previamente en el inicio de la musicoterapia y del concepto de músico-terapeuta de Bruscia, recordamos que el mismo trabaja tomando en cuenta los diferentes objetivos para poder ayudar a mejorar la salud tanto mental como física del individuo.

Áreas de tratamiento y aplicación de la Musicoterapia.

Sin embargo esta terapia sea relativamente algo nueva, recuerda que solo hablamos de un supuesto hoy en día son ya muchas y variadas las áreas de tratamiento en las cuales se han reconocidos de forma efectiva los efectos terapéuticos que posee la Musicoterapia.

Entre otros encontramos que en la educación para los niños con:

  • Presencia de dificultad en el aprendizaje,
  • Trastornos y problemas en su conducta,
  • Presencia de trastornos profundos y serios en el desarrollo  como lo es el autismo,
  • Niños con déficit cognitivo o mental, con serios problemas y dificultades en la socialización ,
  • Personas con presencia de baja autoestima,
  • La presencia de  trastornos médicos agudos y crónicos o de características degenerativas como el cáncer, las cardiopatías, neuropatías entre otros.

En la medicina para personas que sufren de:

  • Enfermedades de carácter degenerativas por su edad  como el Alzheimer,
  • Presencia de graves problemas de drogadicción, fármaco dependencia y en el abuso de diferentes sustancias,
  • Daño cerebral ocasionado por traumatismos o enfermedades,
  • Presencia de incapacidades de tipo físicas debidos a las enfermedades degenerativas y a los accidentes,
  • Presencia de problemas de dolores serios agudo y hasta crónicos debido a diferentes condiciones como lo son las secuelas de los accidentes, el cáncer, entre otros.,
  • Personas que sufren de enfermedades terminales.

Para  as personas que no poseen problemas de salud pero que les deja utilizar  la música para:

  • Ayudar en la reducción del estres a través de escuchar música,
  • Como apoyo durante todo el proceso del  trabajo de parto en las mujeres,
  • Ayuda a acrecentar la capacidad y la creatividad para la  resolución de diferentes problemas,
  • Ayuda para lograr disminuir, la angustia,  y la ansiedad
  • Ayuda para acrecentar la autoestima,
  • Ayuda para poder manejar el estrés.

De esta forma podemos concluir incluso podemos afirmar que por medio del uso de la música se recrea un nexo muy amplio en la comunicación que existe entre el terapeuta y el paciente, lo que accede a las mejorías existente en los diferentes trastornos existentes.

En este largo proceso se requiere el uso de diversas técnicas, según cada una de las personas y la clase de problema que exista. Durante la sesión de la Musicoterapia, la persona seguramente va a experimentar nuevas formas para poder expresar todas sus emociones, reaccionando ante los diferentes estímulos sonoros, de esta forma despierta las vivencias que se encuentran ocultas en su subconsciente, y se logran expresar a través de otros medios que también son expresivos.

Cada sesión debe siempre tener una fase previa, como una especie  de calentamiento, para poder entrar en contacto cómodo y directo con la persona y de esta forma evaluar todo su estado. Luego se establece toda la idea debajo la cual se debe trabajar, se escoge el material que se utilizara en la actividad que se llevara a cabo y es cuando se desarrolla la sesión. Se puede usar toda clase de música, llegando a considerar como tal a todos los sonidos que existen, los ruidos, los silencios, los gestos e incluso lo movimientos, que sean provenientes de algunas grabaciones que lleguemos a usar, que produzca el propio cuerpo humano o que generen los instrumentos musicales.

En conclusión podemos  llegar a afirmar que la música realmente es efectiva y realiza cambios y hace efectos,  y que de la mano de un buen musicoterapeuta que trabajará con el sonido, con el movimiento, con la mente, y con lo más importante, con los sentimientos de las personas.

Recuerda siempre que aquí en Terapias Alternativas te traeremos las mejores alternativas para el cuidado de tu salud, nos leemos en un próximo post.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Deja un comentario