La Terapia De Energía, Para Restaurar Tu Equilibrio.

La terapia de energía, o terapia sobre la energía es una de las cinco clases  de medicina alternativa según lo dice la NCCAM. En la gran mayoría de los casos que se consiguen científicamente comprobados como en todas las terapias que los resultados que han sido obtenidos se deben al efecto placebo y no a la propia terapia.

Hay energías de energías, como las terapias que conseguimos por allí, la energía de los cuerpos como de madres a hijos,la energía del cerebro, la energía de la música es realmente un tema muy amplio.

Ésta incluye diferentes técnicas que utilizan fuentes diversas y campos de energía que son variados; pero principalmente comprende estas clases:

Clases de terapia de energia.

Te nombraremos las mas comunes y más utilizadas en el mundo.

La terapia del bio-campo.

Las cuales dicen afectar a los campos de energía que rodean supuestamente y que de ben penetrar a el cuerpo humano; no hay en este punto ninguna clase de evidencia a favor de la existencia de dichos campos.

Estas terapias fundamentadas acerca de la base de la energía del biocampo orientan su manipulación o su administración mediante la utilización de la presión física, de acercamientos de objetos posturas corporales que son características y predeterminadas, el acercamiento de objetos que son sumamente sensibles como lo son los péndulos, ciertos tipos de piedras, o de forma directa se aseguran el poder canalizarla mediante el uso de las manos.

Te sugerimos leer: Cristaloterapia o Gemoterapia, Conoce Todo El Poder De Sanación De Las Piedras!

Algunas de las terapias que dicen emplear esta clase de energía son el reiki, el chi gong, la cristaloterapia, la sanación a través de magnetos o imanes, la energía cósmica aplicada, el toque terapéutico, y la radiestesia que promociona entre otras la organización Life Quality Project.

terapia de energía

Las terapias Bioelectromagnéticas.

También son conocidas como la magneto-terapia, estas tienen implícito la utilización de forma no convencional la ayuda con campos electromagnéticos, tales como lo son los campos de impulsos, los campos magnéticos o los campos de corriente directa o alterna.

Las terapias de energía son técnicas que se fundamentan en la aplicación de la energía con el firme  objetivo de ayudar a que se restaure el equilibrio y la armonía emocional, física, mental, psicológica y espiritual del individuo.

Actúan para poder reactivar la comunicación que se encuentran presente en todos los canales de energía que fluyen  en el cuerpo físico y de esta forma  se encargan de restaurar todo el flujo electromagnético que se mantiene entre las células del ser humano, lo que consigue y hace que aparezca un bienestar mayor en todos los niveles y otorga la base para conseguir la integración armoniosa y deseada del cuerpo, la mente y el espíritu.

El terapeuta que las aplica y las técnicas diversas se encargan de actuar tanto como un canal que con lleva el flujo energético y de la misma forma es un catalizador. Sin embargo, es el individuo como tal quien posee la gran capacidad de poder transformar y cambiar sus estados gracias a la nueva frecuencia que genera, pudiendo restituir un equilibrio  mucho más duradero dentro de su organismo incluso a nivel integral.

La física moderna nos otorga el aprendizaje que todo e en nuestro ambiente está compuesto de pura energía. Esta energía se encarga de fluir por los conductos regulares y adecuados en un orden que se puede decir es equilibrado, y originalmente armonioso.

Las presiones así como el estrés en la vida diaria, los diferentes hábitos que existen en la vida, las emociones y los pensamientos que son perturbadores, entre otras causas diversas, pueden llegar a producir la pérdida de este equilibrio tan importante, por la acumulación, los bloqueos, o el déficit en los puntos diferentes del sistema vital de energía, interfiriendo en la circulación adecuada del flujo energético delo vital y dando paso de forma posterior a diversos trastornos, patología, dolencias y enfermedades.

Las técnicas de energía así como las vibracionales trabajan restaurando el flujo de energía vital en el organismo del ser humano. En ese sentido son un apoyo colateral a los tratamientos médicos alopáticos o convencionales.

Algunas técnicas de energía son..

El Reiki.

El Reiki fue descubierto y evolucionado en el antiguo  Japón, funciona a través de la canalización de la energía que proviene del universo. Aquí el terapeuta permite saber y trabajar en el flujo de esta clase energía mediante  la imposición de las manos, del dibujo y la visualización correcta de ciertos símbolos que son considerados como sanadores, obteniendo el restablecimiento de todo el equilibrio que existe en la energía de la persona.

La cristaloterapia o la gemoterapia :

Como también se le conoce en el mundo de las terapias alternativas, la cristaloterapia se realiza bien con los famosos cristales de cuarzos y de igual forma con el reiki,  emplea dichos cristales en contacto fijo con el cuerpo humano del paciente, ya que que éstos auxilian a encontrar el equilibrar dentro del flujo con características electromagnéticas que existe entre cada una de las células, restaurando de esta forma la armonía dentro de lo energético de la persona en su cuerpo físico, mental y emocional, revirtiendo también en lo que sucede en la parte mental del individuo.

La Cromoterapia emplea la luz para trabajar con fines terapéutico, la misma se descompone en esos colores que poseen el trabajo de resonar a nivel de las vibraciones en un estado emocional o físico que se encuentre alterado, puede trabajar en ambos.

Ésta puede hacerse de forma directa mediante el uso de las lámparas de colores o bien mentalmente realizando  la visualización de los distintos colores que existen por parte del terapeuta encargado en cuestión de los cristales de cuarzo.

Te sugerimos que leas:La Cromoterapia, La Terapia Del Color Para La Salud, Empoderate!

La Musicoterapia:

Por último encontramos, la musicoterapia la cual emplea los sonidos y la música como tal, es decir, los diversos estímulos c con características audio-frecuenciales que retumban con los bloqueos o los diferentes conflictos con la energía que existen tratando de, que se disuelva.

Se pueden emplear también ciertos instrumentos que son productoras de notas elevadas en sus  frecuencias, como lo son los cuencos de los cristales de cuarzo, la propia voz y específicos y determinados sonidos, como lo son las sílabas o los  mantras.

La gemoterapia

La gemoterapia  es la conocida técnica de la terapia con los cristales de cuarzo y sus gemas, se emplea para ayudar a que se reequilibre todo el organismo, trabajando desde el nivel emocional hasta el energético.

Aprovechando todas las propiedades que se consiguen a nivel vibracional que poseen  los cristales de cuarzo, se puede de igual forma también trabajar sobre el cuerpo físico, el emocional, el mental de la persona, ayudando a que todos estos se armonicen, así como ayuda a favorecer el reconocimiento total es decir completo de las capacidades y de los recursos que son propios, y ayudando a que creen y se consoliden nuevas actitudes y creencias.

A través del trabajo que se hace con la relajación de forma consciente y realizando la meditación guiada podemos acceder a las diversas creencias y a los mandatos que son erróneos que pueden haber quedado de algún modo impresos en nosotros por nuestro  pasado, para poder llegar a comprenderlos y lograr que se produzca un cambio  hoy en día.

Liberándonos de esta forma de todo aquello que nos impide poder vivir en armonía y armonía con nosotros mismos y creando pensamientos nuevos y actitudes que sean mucho más acordes con nuestro presente, en armonía con lo que en realidad somos y lo que deseamos que suceda en nuestra vida.

Las sesiones individuales en la terapia de energía.

Las sesiones por lo general tienen una duración de aproximadamente una hora y cuarto y las mismas transcurren encima de una camilla, en la que el paciente va siendo de forma muy suave guiada hasta llegar a una relajación que la permitirá de esta manera acceder más fácilmente a todos los contenidos de su mente, donde se incluyen el subconsciente, manteniéndose de esta forma plenamente consciente durante todo el tiempo.

Durante cada una de las sesiones se emplean todos los cristales de cuarzo, que cuando se encuentran en contacto directo con nuestro cuerpo nos ayudan a llegar a armonizar todo el flujo que entra en nuestras células, y de esta manera se encarga de armonizar y de equilibrar algunos de los estados emocionales que más daño nos hace.

El trabajo integral y globalizado en lo mental que se realiza con los cristales de cuarzo se le conoce con el nombre de Ataraxia, y con él se pueden revisar 9 aspectos determinados de una persona estos son:

  • La parte física,
  • Su trabajo,
  • Las relaciones afectivas y familiares,
  • Los diferentes  los criterios mentales y los distintos patrones de conducta del paciente,
  • Las propias capacidades así como cuáles son las emociones que se encargan de bloquear el crecimiento, así como de qué y porque se crean las mismas.

Esta clase de terapia puede hacerse de forma muy puntual, para  hacer y lograr un reequilibrio en todo lo energético, o bien como una parte de un proceso en el que se debe ir profundizando dentro de la comprensión de un conflicto especifico o de un malestar determinado. La terapia con los cristales de cuarzos y las gemas te va a permitir que:

  • Conocerse muy bien a uno mismo, de forma intrínseca.
  • Equilibrar todos los problemas en nuestros estados emocionales.
  • Transformar los criterios negativos que se creen en nosotros.
  • Recuperar nuestro equilibrio físico.
  • Armonizar nuestra mente y pensamientos.
  • Potenciar las habilidades propias personales
  • Renovar nuestras actitudes y nuestros objetivos en el presente y nuestro futuro.

Si deseas todo lo anterior debes solicitar una sesión de terapia de energía de la que más te agrade.

La terapia del reiki, la terapia de energía más utilizada.

Además de la colocación de los cristales de cuarzos encima del  cuerpo humano, se trabaja de igual forma con la terapia del Reiki.

La palabra Reiki es un término de origen japonés que tienen como significado la energía vital de todo el universo. Todos los seres vivos, en especial los seres  humanos poseemos el enorme potencial de llegar a  canalizar la energía, y por lo tanto somos dadores y receptores del Reiki, lo que se hace mediante el uso de la imposición de las manos encima del cuerpo de la persona o del paciente en los centros de energía que son más importantes, conocidos como los chacras, los órganos y meridianos, lo cual favorece ampliamente toda su armonización.

El arte de poner las palmas de las manos sobre el cuerpo humano o incluso de un animal para lograr que este se reconforte y de esta forma minimice los dolores es simplemente un instinto que viene con nosotros, es un instinto natural, dado que nacemos con esta.

Cuando sentimos cualquier clase de dolor o de malestar, lo primero que hacemos por inercia es poner las manos encima de la zona que se encuentra afectada. El tacto humano es productor nato de calor, amor, serenidad, cariño, afecto,  protección, sensación de cuidado, calma y cura.

Es tradición, para realizar la apertura de todo el potencial canalizador de energía, que la persona debe ser iniciada mediante la guia de un maestro en el Reiki. La iniciación es un fenómeno en el cual la energía se despierta y a la vez estimula todo el potencial que existe en la persona y el cual por lo general supone hacer la apertura a las energías más sutiles que son desconocidas y a la posibilidad de que se manifiesten ciertos patrones que son inconscientes, desencadenando de esta forma en el individuo un proceso de limpieza y de purificación.

Primer grado del reiki

El primer nivel o el primer grado del Reiki se conoce por sus características en lo físico, debido a que la transmisión que se realiza de la energía del Reiki se produce solo por el contacto, esto quiere decir por medio de las manos del guía o del terapeuta encima del paciente.

Éste se debe colocar primero en contacto con su chacra central o chacra del corazón y luego debe comenzar la sesión. Para lograr que se canalice toda la energía no es necesario tener o saber cómo dirigir la mente, llegar a concentrarse plenamente, decir muchas oraciones, creer ni desear que te cures rápidamente.

El Reiki o la energía de tipo universal va a actuar a través de todo nuestro, y no necesita que nosotros hagamos alguna intervención, sino tan solo nuestra relajación y la presencia.

El  segundo grado del reiki.

Éste es el nivel que se conoce como mental, puesto que aquí se debe trabajar con los temas emocionales y mentales pertenecientes al individuo. Aquí, además de trabajar con las manos, se debe trabajar con tres símbolos principales del reiki que se emplean para focalizar toda la energía en un punto específico, para trabajar en todo el subconsciente del  individuo y disolver los bloqueos emocionales o mentales, e incluso también para enviar la energía a distancias muy largas.

El reiki se sirve de forma complementaria en las sesiones de tratamiento en ataraxia o de cristaloterapia.

El Sistema conocido por el nombre de Usui de Sanación Natural Reiki es un instrumento que sirve para alcanzar la relajación, lograr la sanación, llenarse de conocimiento y tener el crecimiento personal para ser compatible con cualquier otra práctica de terapia. Los tratamientos Reiki jamás deben ser ninguna clase de sustitutos de los tratamientos médicos en si, sino más bien complementarios de los mismos.

La historia  y origen del Sistema Usui para la Sanación Natural del Reiki.

El Sistema Usui de Sanación Natural de Reiki fue descubierto durante el siglo XIX por el maestro de origen japonés Mikao Usui, una persona que en su tiempo se manifestaba con grandes inquietudes en lo espiritual.

A lo largo de toda su vida, Usui se encargo de centrar todo su interés en poseer una experiencia de forma directa de todos los procesos para la sanación que se encargan de mencionar las escrituras antiguas budistas y cristianas.

Después de investigar mucho, en el año de 1908 realizo un retiro con ayuno y con meditación en el santuario con características budistas ubicado en el monte Kurama, durante el cual mantuvo una revelación que le otorgo, junto a los signos que había descubierto en las escrituras antiguas, para desarrollar esta clase de método.

Debido a su alta poder en la efectividad para tratar algunos trastornos emocionales y trastornos físicos, el sistema se expandió a la final por todo el mundo. Usui le dedicó toda su vida a realizar la práctica así como a expandir dicha práctica, es decir la práctica de Reiki.

Después de varios años donde se trazo la vida sanando a los mendigos y a los marginados, al cabo de un tiempo pudo comprobar como muchos de esos a los que el había ayudado a conseguir que su vida se reorientara, habían vuelto a las mismas condiciones tristes y de miseria que tenían antes.

Entonces quiso demostrarles una nueva manera de vivir donde se tuviera en cuenta de forma radical la gratitud y la responsabilidad, sintiendo simplemente que lo que necesitaban, además de la sanación del cuerpo, era la curación del espíritu. A partir de justamente ese momento, Usui comenzó a formar y a enseñar alumnos y algunos discípulos transmitiéndoles unos principios básicos para ayudarles a alcanzar la armonía total en el cuerpo físico,  mental,  emocional, y espiritual.

Principios básicos del doctor Mikao Usui.

Hoy no me voy a molestar, no me enfadaré. Debes aprender a observar y conocer tu mente. Observa muy bien lo que existe detrás de todo tu enfado, detrás de tu rabia y abraza lo que existe allí. No lo reprimas más, penetra de forma profunda en él para poder conocer todas sus raíces y así veras que  lo lograras transformar de una vez.

Hoy no me preocuparé por más nada de lo que ocurra. El preocuparnos por todas las cosas nos hace sentir malestar,  nerviosismo, rabia, ira, incomodidad y mucho estrés, además de que no resuelve para nada nuestros problemas. Ocúpate primero de las cosas que te circundan y no te preocupes más. Deja energía disponible para poder trabajar y vivir de forma relajada.

Hoy seré más agradecido. Agradece todo lo bueno que existe en tu vida. Si puedes, agradece incluso por las cosas  que no te gusta. Al hacer lo anterior, te aperturas al misterio de la vida en sí, dejas de pelearte con todas las circunstancias que te rodean y te vuelves disponible para poder aprender más de ellas, confiando en que la vida nos otorgue lo que necesitamos a cada instante.

Hoy trabajaré más duro desde mi práctica en la meditación. Estaré muy atento a cada una de las situaciones de vida que se me presenten. Aprende a observarte como debe ser y procede a conocerte a ti mismo como debe ser.

Hoy amaré y respetaré a todos los seres vivos. La realidad que es vista desde el corazón nos enseña que todo es un conglomerado de expresiones de una misma energía que se encuentran en movimiento continuo. Todo se mantiene interconectado y somos parte fundamentalmente del mismo fenómeno. Aprende entonces a respetarte a ti mismo primero y poco a poco veras que nace en ti un respeto hacia todo lo que vive cerca, todo lo que te rodea.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Deja un comentario