La Zooterapia, La Terapia Asistida Con Animales.

La zooterapia es conocida también en el mundo como la  terapia asistida con animales o por sus siglas como TAA, que en el idioma inglés quiere decir Animal-assisted therapy , la misma es una actividad donde la misión principal es la de seleccionar, entrenar y poder llegar a certificar ciertos animales, para que estos sean de apoyo en la implementación de tratamientos y de algunas terapias para pacientes sin importar las edades de los mismos, con las enfermedades que los llegan a debilitar y los afectan en diversos planos como lo es el social, el cognitivo y el emocional. ​

No existe ninguna clase de basamento científico para el tratamiento del autismo, pero se ha demostrado que la zooterapia ayuda en diferentes puntos estratégicos como en otras clases de discapacidades intelectuales o enfermedades mentales. Sigamos leyendo! ​

Los perros, los delfines y los caballos son animales muy comunes en la realización de la terapia asistida con animales. Sin embargo existen otras clases de animales que pueden emplearse.

Objetivos de la Zooterapia

la zooterapia

El objetivo principal de esta clase de terapias es poder promover un vínculo amoroso y afectivo entre el paciente en cuestión y el animal, intentando que se propicie así una considerable evolución a  lo largo de todo el proceso terapéutico en cuestión, con un extra de motivación, en lo emocional por parte del  individuo que, con la ayuda del animal electo, esto llevará a término unas acciones a relucir que de otra forma seguramente no haría.

Por lo normal las personas que se realizan o se someten a estas sesiones de la terapia con animales son personas que sufren de algún tipo de discapacidad, síndromes como el asperger, el autismo, el deterioro cognitivo o alguna clase de problema que genera la exclusión social en su vida.

Te sugerimos leer: Cristaloterapia o Gemoterapia, Conoce Todo El Poder De Sanación De Las Piedras!

También es muy bueno y recomendable en el caso de las personas que sufren de enfermedades crónicas o de tipo degenerativas.

La zooterapia son intervenciones que bien se pueden hacer de tipo individual o  bien grupales en las que un animal, siguiendo ciertos criterios que son específicos e introducido por un médico o un terapista profesional de tipo cualificado, es parte integral de un proceso con características terapéuticas que tiene como principal finalidad mejorar el funcionamiento de la persona físico, cognitivo, emocional o social de una persona.

Según nos habla Senent- Sánchez (2014), aunque a esta técnica esta conocida en el mundo con el nombre de actividades asistidas con los animales, en muchas partes del mundo se le conoce por el nombre con el nombre de zooterapia.

Las actividades que forman parte de las terapias asistidas con los animales son traducidas por l’ AFIRAC en Senent- Sánchez (2014) como “las actividades que se encargan de asociar a los animales a un proyecto de carácter profesional o a un enfrentamiento  determinado”. Su objetivo principal suele ser el investigar acerca de las relaciones que suelen aparecer justamente  a causa de la relación animal-persona.

Esta clase de actividad es empleada con los animales tanto de tipo domésticos como los no domésticos para poder ayudar al hombre en todos los problemas, o patologías de la salud que pueda llegar a presentar, tanto psicológicos como físicos y además donde se obtienen resultados excelentes.

La utilización de este gran utensilio se ha ido generalizando de forma progresiva  dándole de alguna manera la la vuelta al mundo dada su increíble utilidad, provecho y beneficio en lo médico para las instituciones que busca hacer las terapias para las rehabilitaciónes que lo han logrado implementar.

En nuestros días, existe un gran número de diversas agrupaciones que no importa su finalidad específica que se dedican de forma profesional a esta beneficiosa actividad terapéutica.

La historia y origen de la zooterapia.

La utilización de los animales como las mascotas como ayudantes fieles en las terapias convencionales se encuentra remontado al año 1792 en Inglaterra, donde se utilizaron para tratar a las personas que sufrían de enfermedades mentales.

Después durante en el año de 1867, los animales de compañía comenzaron a intervenir en el tratamiento de los pacientes con síntomas de epilepsia en  Biefeld, Alemania. En el año de 1944, la Cruz Roja Americana realiza en el Centro para los miembros convalecientes de la Fuerza Aérea de Nueva York, el programa inicial de tipo terapéutico para conseguir la rehabilitación de los miembros de la aviación.

Básicamente tiene como función principal entrenar al animal escogido para que sea de ayuda a quien en realidad lo necesite, ya sea para su rehabilitación entre otras cosas.

Ya explicando un poco más en el siglo XVII se emplearon  animales como el caballo para ayudar en el tratamiento de la discapacidad física que sufrían algunas personas. Gracias a todos estos intentos se fueron propagando  estas tareas a los países tan importantes como los Estados Unidos.

En la actualidad son numerosos y variados los programas que existen de equitación con la finalidad de conseguir la rehabilitación de las personas que sufren o padecen alguna clase de discapacidad física. También conseguimos algunos datos del siglo XIX que sustentan las bondades del empleo de este animal para ayudar a levantar la autoestima y algunos  trastornos neurológicos (Abellán, 2008).

Te puede interesar también: La Ozonoterapia, La Terapia De Sanación Mediante El Uso Del Oxigeno.

Si nos ajustamos en la zooterapia o en la terapia asistida con los animales de forma general, podemos conseguir algunos datos que se encargan de  afirmar que estos fueron empleados en Nueva York para poder lograr la rehabilitación de estos aviadores en el año 1944.

También fueron participe en el tratamiento de las personas con cegueras y con ciertas discapacidades físicas en el año de 1966 en un centro en el país de Noruega, pero no fue sino hasta el año de 1953 cuando empezó a aplicarse científicamente por el médico psiquiatra Boris M. Levinson.

Esto causó el despertar de una enorme curiosidad dentro del ámbito científico, por lo que años posteriores los hermanos Corson tomaron la decisión de hacer un estudio en un hospital especifico para poder observar si los pacientes realmente obtenían bondades de esta actividad, donde se logro obtener resultados excelentes.

Gracias a estas clases de estudios, a partir de la década de los años 70 las terapias asistidas con los animales experimentaron una enorme expansión por países de todo el mundo multiplicándose de esta forma los centros que decidieron proceder a la incorporación de estas terapias con sus pacientes.

Los animales más empleados en la zooterapia.

Las especies que son más empleadas en estas clases de terapias son los gatos, los perros, los caballos, los conejos, las aves, las vacas y los delfines. Los últimos nombrados en su mayoría son requeridos para ayudar a las personas que sufren de Síndrome de Down, autismo, parálisis cerebral, entre otros diversos padecimientos; aún así, la enorme capacidad de estos mamíferos del mar marítimos para sanar o ayudar a aliviar el dolor de un paciente con ciertas carencias, es aún dudosa.

La ausencia de datos fiables para ayudarnos a aprobar la efectividad dentro de las terapias es un hecho real en el que debaten muchos científicos e investigadores. Por otra parte, uno no debe jamás olvidar que son animales y por lo tanto son salvajes y poseen un instinto básico acerca de la supervivencia, muchos se mantienen cautivos en contra de su voluntad y hasta se les llega a dar ciertos fármacos para no desarrollar un comportamiento impropio o agresivo.

Por lo tanto, empleando todos estos métodos no se asegura del todo el bienestar ni del paciente ni del animal, ya que para las terapias que se realizan con el delfín por lo general se ve afectado y puede llegar a  repercutir en el paciente por la posible actitud agresiva del animal.

El mamífero puede llegar a sufrir de ansiedad y de depresión entre otras diversas patologías por mantenerse en un hábitat natural que es de el  por lo general puede estar encerrado en una piscina de unos cuantos metros, hecho considerado por los proteccionistas como una crueldad animal.

La medicina siempre se mantiene en constante avance, pero algo que es positivo las terapias alternativas también lo son. Este es justamente lo que sucede en el caso de la zooterapia, un sistema que se mantiene diseñado para ayudar a los seres humanos a partir de la motivación que se genera por la relación que existe entre el ser humano con los animales.

Desde los caballos hasta los peces, la zooterapia también se encarga de contribuir al bienestar total de los seres humanos. Este método se fundamenta en la habilidad enorme de los animales para ayudar a promover lo que es la socialización.

Y “esta es una metodología de características terapéuticas que se encarga de involucrar a los animales en el tratamiento y en la prevención de las patologías psíquicas y físicas  del paciente”, nos explica Natalia Caballero, conocida zooterapeuta y a la vez embajadora de Animalcare.

A pesar de que este procedimiento  suele emplearse en personas que padeciendo parálisis cerebrales, o síndrome de Down y incluso el autismo, también es bondadoso para todo quien quiera prosperar en su bienestar, sin importar, sexo o la edad.

Esto es explicable a nivel fisiológico que otorga, debido a que el contacto con los animales minimiza los niveles de cortisol que se presentan, la  hormona que es responsable de la creación del estrés en las personas.

Asimismo, esta clase de terapia maximiza los niveles de serotonina y de endorfinas los principales neurotransmisores del organismo que contribuyen a que se mejore el estado de ánimo, se produzca la relajación, y se genere el bienestar en el organismo.

Cabe destacar que en las sesiones siempre debe estar un profesional especializado y capacitado en la zooterapia a cargo de todas  las actividades que se vayan a practicar, y es quien debe evaluar al paciente y diseña su plan de acción, dependiendo de las metas a alcanzar.

Los animales usados para la realización de todos estos tratamientos, dependen de cada uno de los centros en los cuales se debe realizar y de lo que se quiera trabajar de forma particular con cada uno de los pacientes. Si bien los utilizados y más comunes para estas terapias son los hermosos perros y los caballos, ahora se están comenzando a  emplear desde los peces, los gatos, los conejos y las ovejas, peces.

Dependiendo del animal en cuestión o del requerimiento de la persona, las actividades se fundamentan en la alimentación, en el cepillado, las salidas a los corrales o, solo en el cuidado y en la observación. Pero no siempre es algo necesario que el animal se encuentre presente en el mismo instante de la terapia.

Existen otras clases de actividades que son de dedicación, como, crear ciertas cosas para ellos, transformando de esta forma a la mascota en un motor de tipo motivacional para realizarlas.

Vídeo Sugerido:

Los objetivos de la terapia asistida con animales.

El objetivo principal de este contacto entre humanos y animales es el de mejorar la calidad de vida, la emocional y sobretodo otorgar la seguridad en los pacientes que han perdido por alguna causa la motivación frente a las diferentes situaciones en la vida, debido a la angustia o la depresión, quizás a la falta de la interacción con la colectividad por estar dentro en algunos momentos en clínicas, hospitales, o bajo la supervisión de ciertos profesionales que deben mantener en control la salud de los individuos.

Esto ya sea por el sufrimiento que implica el padecimiento de las enfermedades crónicas y hasta de tipo terminales como lo es el cáncer, por trastornos que son duraderos o dolores desde los emocionales, psicológicos hasta los físicos.

Esto también es muy efectivo, eficaz y útil para las personas que se encuentran sufriendo de problemas cognitivos, en su aprendizaje y en su atención, sobre todo en los niños que son muy pequeños.

De igual forma, muchos de estos niños no pueden llegar a controlar emociones como la ira, el temor y el miedo frente  a algunas situaciones, es por esto que mediante ciertas actividades y juegos que son divertidas, un poco recreativas y con la enseñanza y el aprendizaje de los valores, los pequeños pueden aprender a cambiar las actitudes negativas que tienen  por unas ejemplares.

Es muy común cuando una persona se encuentra observando un animal, sin llegarse a dar cuenta como de forma casi automática se centra bajar sus niveles de agresividad y de miedo y se denotan muestras de cobijo, amor, felicidad y de cariño. El tener conversaciones con los animales y ver la fidelidad y el amor que estos mantienen hacia la persona sin importar quien es, es algo motivador y totalmente alentador para el paciente.

De igual forma sirve para que la comunicación que debe existir entre el médico y los pacientes se dé de mejor forma, con mucha más confianza , menos  temores y miedos, con la finalidad firme de que estos se conviertan en pensamientos positivos y que traigan de la mano el valor de la esperanza.

El objetivo principal en  estas terapias es ayudar a que se fomente un vínculo con características emocionales entre el animal de la terapia y el paciente, beneficiando así una evolución importante en el proceso de tipo terapéutico, con un plus de motivación por parte del individuo que, con la asistencia del animal, realiza unas acciones que de otra forma no las haría.

Por lo normal las personas que se realizan las sesiones de terapia asistida con animales son personas que poseen alguna clase de discapacidad, como lo son el autismo, algún proceso de exclusión, el deterioro cognitivo entre otros importantes.

También se recomiendan en el caso de las personas que sufren enfermedades, agudas degenerativas o  crónicas.

1.-El trabajo en equipo y la comunicación.

Con mucha frecuencia las sesiones se realizan de forma grupal y cada una de las actividades necesita de la participación de más de un individuo, con la que se tendrá que coordinar y comunicar para realizar dicha actividad.

De igual forma, el fundamento de la no violencia a la hora de impartir órdenes a un animal o al expresarse con otra persona, es un aspecto relevante a trabajar en según que grupos como por ejemplo los presidiarios o  los centros de menores que tienen la necesidad.

2.-La estimulación física.

Se realizan ejercicios diversos con el animal o quizás encima de él. Es muy habitual el montar a caballo para ayudar a que se tonifiquen los músculos de la espalda y del suelo pélvico con personas que sufran de rigidez, espasticidad, o de problemas en las extremidades de la parte de abajo.

De igual forma, nadar  con la compañía de los delfines, el arrojar una pelota a un perro o incluso el cepillar sus dientes, puede ser un excelente ejercicio para mejorar la motricidad, esto es ideal para todas las personas que padecen de algún problema en su motricidad, o una discapacidad física o hasta un problema en su movilidad  como lo son las personas mayores

3.-La estimulación cognitiva.

Se puede laborar entre otros temas lo que es la comprensión de de los mandatos. Se crean tareas en las que el animal pueda comportarse como un elemento que tenga que hacer alguna acción o pasivo en el que sea solo es necesaria contar con su presencia y las que se pueda bregar un aspecto en especifico como lo son los colores, los tamaños, los ingredientes que son parte de un plato, las partes del organismo.

Esta actividad está pensada sobremanera para los conglomerados de personas que sufren de un deterioro cognitivo  como son las personas que sufren de alguna clase de demencia.

4.-Los cuidados paliativos.

Se utilizan sobremanera los perros entrenados para esta clase de función, ya que por su dimensiones son muy simples de transportar y por su contacto continuo con los seres humanos, son muy sociables y amorosos.

Puesto que el tacto es el sentido que se pierde de último, pueden llegar a ser un enorme  alivio para una persona que se encuentra encamada y en los últimos momentos de su vida, ya que al hacerles cariño o simplemente al mantenerse en contacto con un animal se minimiza de alguna forma la ansiedad y se promueven la fabricación de las endorfinas.

Las principales bondades de la Zooterapia.

Las mascotas  pueden enseñar y crear la bondad y el amor en los niños

  • La empatía, que es la relación con el animal que favorece el hecho de colocarse en la situación de los otros.
  • Las relaciones, se puede abrir una brecha en la comunicación afectiva de forma segura entre el paciente y su terapeuta.
  • La aceptación, poseen una forma particular de poder aceptar a las demás personas sin descalificarlas. No observan ni toman en cuenta cómo lucen o qué es lo que dice cosas dice.
  • El enfoque desde el exterior, los animales colaboran con las demás personas que sufren de una enfermedad mental, que poseen una autoestima que es baja, de angustia y de depresión entre otras cosas, a cambiar el planteamiento que existe en su medio  ambiente, logrando que solo hablen acerca de los animales en vez de sus propios problemas.
  • El entretenimiento, la presencia por lo general de un animal en un geriátrico otorga  diversión a las personas.
  • La socialización, algunas investigaciones nos han logrado enseñar que las visitas que los animales hacen a las instituciones de resguardo, ofrecen en la gran mayoría del tiempo la socialización entre los individuos que habitan en un lugar. Se demuestran más felices, mucho más sociables con las otras personas, minimizan la ansiedad y el estrés y mejora su estado de ánimo.
  • Las bondades en lo fisiológico, muchas personas se pueden relajar cuando los animales se encuentran presentes y se hace una disminución dentro de su presión sanguínea; puede también existir un fortalecimiento en sus músculos y de forma adicional una mejora en la frente a las enfermedades del corazón.
  • El estímulo mental, sucede porque se incrementa el proceso de la comunicación con el medio ambiente, ayudando del alguna forma a los recuerdos. En algunas  instituciones donde se consigue pacientes que sufren de depresión, la presencia en el ambiente de algún animal ayuda de forma acelerada a que se aclare el ambiente, incrementando la alegría, el juego y la distracción, lo cual hace que se olvide el sentimiento de soledad.

La certificación de los animales para el trabajo.

La equinoterapia se puede emplearse como una clase de tratamiento que es aplicado en las personas que sufren de discapacidades mentales o  físicas.

Existen diversas instituciones con animales ya previamente entrenados para realizar las visitas a los pacientes dentro de las instituciones y de los hospitales, clínicas u hogares de cuidado, sin embargo, una persona que se encuentra sana puede sencillamente entrenar a su mascota propia como una clase de método para la prevención, o bien para que estos sean usados para el voluntariado con otros individuos.

Para esto, es necesario recubrir una serie de periodos que le otorgaran un certificado previo de aprobación a la mascota en cuestión. Esto sin ninguna clase de duda se crea por medio de una selección realizada previamente, dado que no todos los animales se encuentran aptos para aprender dichos aprendizajes. La certificación en los animales para dichos fines se pudo avalar en el año de 1990.

El primer paso para que esto se dé es el de la adquirir y aceptar la obediencia. Primero que todo, es algo indispensable que el animal llegue a aprender cómo va a obedecer a su instructor. Para esto, tanto el propietario como la mascota misma deben regular su asistencia a clases de tipos prácticas donde de forma gradual se vaya obteniendo estas destrezas y habilidades.

Un gato o un perro, por nombrar algunos, deben aprender a cómo comportarse y  a practicar la obedecer por medio del empleo de la voz y de ciertos sonidos a pesar de todas las tentaciones y de los entretenimientos distracciones que puedan llegar a aparecer en el ambiente.

Otro punto que es fundamental es el entrenamiento para realizar las tareas que tendrá que realizar en los comportamientos y en los voluntariados que deberán tener cuando se encuentren frente a los pacientes.

Por último más no menos importante, los test de salud y temperamento en general son básicos para poder determinar si el animal puede empezar con el trabajo. Es algo necesario realizar revisiones veterinarias ya que todo animal que se mantendrá en contacto con personas frágiles y cuyas defensas en su cuerpo son muy bajas, debe mantenerse completamente libre y sano  de cualquier clase de parasito o de infección.

La naturaleza del animal también debe ser evaluada de forma periódica para lograr mantener el nivel de la formación, pues muy a pesar de haber recibido entrenamientos, no deja de ser nunca un animal que se guía por su instinto.

Cómo se realiza una sesión de terapia asistida con animales.

Las sesiones por lo normal se encuentran diseñadas por un técnico especialista en el área o  por un equipo de trabajadores de la fisioterapia del centro determinado en el lugar donde se mantiene la actividad y pueden llegar a ser tan diversas en sus técnicas como la imaginación del terapeuta pueda llegar  a ser o la capacidad del animal en obedecer las órdenes.

Los animales primero que nada deben encontrarse vacunados debidamente, desparasitados al dia, asegurados y haber pasado todas las pruebas de aptitud para hacer todas estas tareas.

En el caso de los delfines o de los caballos, por la dificultad del traslado y del transporte en los mismos, se hacen en instituciones que son únicamente destinadas para este fin y por lo normal, en el caso de los perros, éstos van hasta al centro donde se mantienen los pacientes.

Diferencia entre las actividades y las terapias asistidas con los animales.

Hay una enorme diferencia entre los tres términos principales en esta clase de terapia que no deben de tomarse confuso para el paciente y el terapeuta. Las conocidas actividades asistidas con los animales o en sus siglas AAA, son esas que se hacen entre uno o más animales adiestrados y varios participantes.

No se encuentra concentrando en una persona particularmente, ni se establecen objetivos determinados dentro del tratamiento, sino por medio de algunas actividades graciosas se motivan a la participación de forma colectiva, lo que crea experiencias agradables de características terapéuticas que favorecen en diferentes niveles desde el educativo, emocional y el relacional.

Esta clase de actividades son perfectas para las personas que sufren de problemas en su seguridad, autoestima, y dependencia, pues el enorme de estímulo que significa  la presencia del animal, las muestras cariñosas y las acciones leales, sinceras, y positivas que estos demuestran, hacen una atmósfera libre sin tensiones y totalmente apto para empezar a socializar con otros miembros del grupo.

Una conversación amena entre dos o varios individuos puede comenzar a partir de un chiste que haga el animal o alguna experiencia que se encuentre relacionada a un tema que se aparezca en la mente y se desean de alguna forma compartir. Esto permite intercambiar por completo las actitudes y las visiones de los individuos con esta clase  de problemas afectivos y emocionales, al mismo tiempo se aprenden ciertos valores que ayudar a enriquecer su vida a nivel social y personal.

Los programas conocidos como de visitas por su lado, es cuando a los propietarios van de la mano de sus mascotas para visitar a los pacientes que necesitan el objetivo prioritario de socializar y a la vez regalar un momento de empatía, amor, cariño y tranquilidad.

Por otra parte y a diferencia de las actividades visitas y asistidas, las terapias, como te mencionamos en apartados anteriores, se encuentran más focalizadas en los individuos con problemas determinados y más que realizar actividades jocosas, son ejercicios con fines terapéuticos que se encuentran aplicados en algunas sesiones con el firme propósito de relajar y de mantener dentro del marco del positivismo a los pacientes más frágiles y delicados, lo que influirá de forma exitosa en tu salud.

Estos perciben un control y seguimiento, una clase de programación en las sesiones con el fin de conseguir un resultado en la sanación o el mejoramiento dentro de la calidad de vida de los pacientes.

La función de los animales en la zooterapia.

El entrenamiento de los animales más las habilidades propias que estos tienen, hacen que su presencia, más que amistosa, cariñosa y esperanzadora, sea muy útil para enseñar acerca de las situaciones que pueden poner en riesgo aparente la salud de las personas.

Aunque es algo increíble las diversas especies animales pueden llegar a tener un estimado de hasta 250 millones de receptores en el sentido del olfato que son aptos para detectar cambios importantes si los existe dentro de los diferentes órganos del cuerpo humano sin que podamos llegar a percibirlo. Igualmente la utilización de su audición y de su vista es desarrollado y agudo, por lo que también los emplean para estudiar de forma profunda a la persona con tan sólo olerla, sentirla, o incluso mirarla a los ojos.

Por medio de situaciones como los ladridos, los intentos de llamar la atención o las agitaciones, un animal puede avisar antes o a tiempo en el momento que suceda una tragedia, o una crisis futura en el paciente, como lo es en pacientes diabéticos, o que convulsionan.

Esto resulta estimable para todo el equipo médico que posee la oportunidad de prevenir y de salvar las vidas humanas. Los infartos, los melanomas, el cáncer, los ataques epilépticos, entre otras diversas alteraciones, pueden detectarse realmente antes de que pasen debido a que el cuerpo presenta algunas transformaciones, sólo que no son del todo visibles para la percepción de los sentidos humanos, pero sí para los sentidos de otras especies animales.

Las terapias asistidas son en sus grandes mayorías requeridas y necesitadas en los hospitales, las instituciones mentales, y las clínicas sin embargo, en nuestros días son muy eficientes dentro de los asilos para ancianos y  las prisiones y asilos para ancianos.

Animales de visita en las prisiones y de los asilos para ancianos.

Hoy en nuestros días, en diversas partes del mundo, algunos perros y otros animales de tamaño pequeño son llevados a las cárceles tanto de las mujeres como las cárceles de los hombres para eliminar los sentimientos violentos y las acciones que estos puedan llegar a presentar.

Esto no nos quiere decir que si el preso modifica su actitud posee la oportunidad de tener de nuevo su libertad, pero sí puede contribuir de forma significativa en su tiempo de condena gracias a haber admitido y adquirido una conducta que se hace ejemplar. Se ha logrado demostrar que los suicidios y las peleas dentro de los penales se minimizan con esta clase de visitas hecha por los animales.

Por otra parte, la presencia de un animal dentro de las estancias y de los asilos para las personas mayores de la tercera edad, es muy valiosa y realmente agradecida, pues muchas de estas personas que se encuentran en esos sitios lamentablemente no reciben ninguna clase de visitas de sus principales familiares, se ven reconfortadas y amorosos por la lealtad y el cariño que estos seres vivos tan pequeños como demuestran su sinceridad.

La tristeza, el estrés, la depresión, la angustia y la ansiedad, entre otras manifestaciones que son comunes dentro de estos dos sitios, pueden llegar a ser equilibrados y tratados teniendo siempre contacto con un conejo, perro, gato, u otra especie que se encuentre entrenada.

Experiencias que hablan acerca de esta terapia.

El Dr. Boris M. Levinson (1960), en su conocido libro llamado Psicoterapia Infantil Asistida Por Animales, nos cuenta acerca de las experiencias vividas de la mano de su perro y de los pacientes que son introvertidos que perdían de alguna forma todas sus inhibiciones y sus miedos, todo esto gracias a la presencia del animal dentro del consultorio, ya que éste favorecía de algún modo la comunicación que existía entre el psiquiatra y todos sus pacientes según nos dice la Revista San Marcos al Día Nº 46 de la Universidad Nacional, 2002.

Un ejemplo de todas las bondades y virtudes que representa una terapia con las mascotas es que desde el año de 1984 la residencia Robert-Chiene para personas mayores en Montreal, Canada posee una pajarera en cada uno de los pisos de su establecimiento, entonces las personas pertenecientes a la tercera edad los visitan a diario, hablan con ellos y se ocupan de cuidarlo con todo el amor del mundo, siendo que muchos beneficiarios que jamás salían de sus cuartos ya al cuidar a sus pájaros mantienen una razón para realizarlo(Chiene, 2002).

Vídeo Sugerido acerca de los beneficios de la Terapia Asistida con Animales.

Debes recordar que…

La utilización de los animales por diversas instituciones otorga una serie de  beneficios físicos, emocionales, sociales y sobre todo en lo psicológico. Esto permite poder conseguir mejorar la calidad de vida de estas  personas o al menos llegar a mantenerlas.

A pesar de todos los beneficios que la práctica de esta terapia nos aporta a quienes la emplean, aún sigue siendo un poco desconocida y hasta descuidada por algunos profesionales, quienes prefieren emplear los métodos tradicionales.

Si deseamos que esta práctica siga exparciendose y aportando sus enormes beneficios para todas estas personas, lo primero que se debería es aceptar de lleno como ámbito en el que se pudiera hacer prácticas profesionales con los estudiantes o como trabajos de  investigaciónes en los trabajos de tesis finales.

Otra idea sería la de ayudar y colaborar con los colectivos y las asociaciones que trabajan distintos aspectos de la relación existente entre los animales y las personas.

Te invitamos a leer: La Cromoterapia, La Terapia Del Color Para La Salud, Empoderate!

Algunas veces, todas estas prácticas no se pueden hacer como un simple taller en las asociaciones de las personas con discapacidad por el alto costo que la misma supone para la instituciones. Se debería tomar en cuenta el destinar más recursos en investigación y en prácticas acerca de estas actividades con la firme idea de llegar a generalizar su utilización y poseer  un sitio en las diferentes áreas de curación y sanación.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Deja un comentario