¿Qué Es La Espiritualidad?, Características y Beneficios.

La espiritualidad es un concepto ampliamente definido y conocido en el mundo entero, es así a como se llama el despertar  a la conciencia divina que se encuentra adentro de nosotros, en el interior de nosotros mismos.

De la misma manera la espiritualidad no se consigue ampliamente definida como si habláramos de una clase de religión determinada o la práctica de una fe en algo que sea especifico; es una clase de ciencia que trabaja en busca de encontrar todas las respuestas que la cultura  en su orden tradicional ha intentando conseguir, más no lo ha logrado hacer.

Te puede interesar leer: La Meditación, ¿En Qué Consiste?, Clases, Métodos Y Tipos

La espiritualidad puede definirse como una especie de ciencia, que trabaja en conseguir las respuestas distintas a quiénes somos en la vida, por qué razón nos encontramos aquí, de dónde venimos y hacia dónde vamos exactamente después de morir.

No se debe mezclar ni confundir lo que es la espiritualidad con los ritos o rituales y que son practicados en la diversidad de religiones que existen en el mundo.

¿que es la espiritualidad?

 

El concepto de la espiritualidad.

La espiritualidad es la prueba existente y palpable, de la hipótesis que nos habla acerca de que existe un poder que es superior a todos nosotros, que dio el origen a toda la creación que podemos ver; que el poder de la divinidad, el poder superior puede encontrarse dentro de nuestros cuerpos, dentro de nosotros mismos y que el poder que es más que nosotros superior también puede llegar a conocerse.

El laboratorio para todo esto es nuestro propio cuerpo humano.

A través del paso del tiempo y con él las distintas épocas y su transcurrir, se han conseguido distintas personas que trataron de buscar  la forma de conseguir las posibles respuestas a la gran variedad de los  misterios referentes a la vida y a la muerte.

Estos individuos fueron partícipes principales de hacer la investigación acerca de la espiritualidad dentro de sus propios cuerpo es decir en sus propios laboratorios en su humanidad.

Cada uno de los exploradores diferentes de la espiritualidad desde su propio tiempo y  época, además  de su ambiente específico, pudo descubrir que existe un poder que es superior y que se encuentra  por encima y detrás de todo lo que existe y todo el proceso de la creación lo que al mismo tiempo se consigue dentro de nosotros.

Ellos pudieron descubrir que somos más que el cuerpo físico, que somos más que solo carne y simples huesos, por ende algo mucho más intenso y profundo.

Dentro de nosotros existe un espíritu lleno de características divinas del cual viene y se origina nuestra sabiduría e inteligencia. También lograron descubrir que esa parte de nosotros puede mantenerse afuera, en una proyección astral y existir sin tener el cuerpo físico. A esto es en lo que hoy en nuestros tiempos se le llama meditación.

La espiritualidad a través del tiempo

Lo que sorprendentemente se consigue encuentra es que sus diferentes hallazgos, abarcan casi todos los periodos de tiempo de la historia humana que son descritos y que conocemos hasta el momento.

Muchas de estos individuos vivieron hace un buen periodo de tiempo, es decir hace miles de millones de años. Este grupo de investigadores, estudiosos, y científicos han sido ampliamente reconocidos como seres de luz extrema místicos, yoguis, profetas, santos, filósofos y guías.

Maestros sin importar los dogmas o las creencias y sus diferencias, además de las religiones existentes en los distintos periodos del tiempo y espacio. Cuando ellos entraron y se abocaron a realizar la exploración en distintos momentos del tiempo y trabajaron en la ciencia de la espiritualidad, llegaron a encontrar las mismas verdades y realidades.

Te puede interesar: Que Es El Pranayama, Beneficios, Técnicas, Y Asanas Recomendadas.

Si hoy en día uno se concentra en leer los escritos o las enseñanzas de cada uno y a continuación los de otros sin darles importancia en ese momento a sus autores, podrías hasta llegar a creer que todo estaba escrito por el mismo ser humano.

Cada uno de ellos realizó el mismo experimento y examinó la mismas hipótesis llegando siempre a obtener los mismos resultados,  es decir que si existe un poder que va más allá de lo que sabemos, un poder divino, y ese poder divino se encuentra y manifiesta  dentro de cada uno de nosotros y esa misma autoridad se puede conocer.

Hay muchas ciencias que se encargan de estudiar lo que es espiritual o la espiritualidad pura en sí,  pues se busca conocer y saber todo acerca de ese ser que se encuentra detrás del misterio de todo lo que es la creación, desde un simple respiro como el pranayama, la luz que se ve en el reiki, y el poder que tiene el yoga, todo es una clase de interconexión.

La hipótesis como tal en si establece que hay un poder increíblemente superior que hizo que se iniciara la creación. Pero la pregunta nos habla de que:

¿Qué método, herramienta y procedimiento se puede emplear para conseguir a este Ser que es tan importante?

Los místicos, los profetas, los santos, los guías y los yoguis han llegado a basarse en la misma conclusión y por ende en la misma respuesta por medio de la realización del propio experimento.

La hipótesis nos habla de que si hay un gran poder Creador y puede ser probada yendo y conociendo  todo lo que se encuentra en nuestro interior.

Los científicos, los investigadores y los estudiosos de la espiritualidad han descubierto que existen diferencias en las frecuencias, que son más elevadas en la existencia, incluso se da mucho más allá de lo que el universo de lo físico, lo que es palpable  puede llegar a soportar.

Lo que ellos pudieron revelar cuando irrumpieron en este mundo y lograron observar dentro de su interior, es un contacto existente con distintas formas superiores de luz y de sonido, que van más allá  incluso de lo que se manifiesta como posible en este nuestro mundo.

Ellos encontraron que en el centro de sus cuerpos físicos, psíquicos y mentales existe una esencia que es tan grande de energía proveniente del sonido y de la luz que es algo totalmente e increíblemente consciente. El sonido y la luz que se consigue dentro de nosotros, no son algo ni pueden ser nunca destruidos como la materia del exterior.

Estos tienen entre sus características que son permanentes, imperecederos, eternos y hasta inmodificables. La espiritualidad es una especie de proceso aunque no se crea en muchas ocasiones de carácter lógico que se puede llegar a racionalizar, se puede establecer y nosotros mismos podemos chequearlo por medio de la experimentación.

Este concepto va mucho más allá de la simple religión, en el simple sentido de que es un medio por el cual podemos entendernos realmente, podemos conseguir así nuestra propia relación con el Omnipotente, con Dios, con la Divinidad, con el Todopoderoso.

Pueden existir de igual forma personas que son seres realmente espirituales, mas no son personas religiosas desde ningún punto de vista. Por lo tanto, la espiritualidad se encarga de hablarnos acerca de las experiencias que son místicas, acerca de  las cuales se fundamentan todas las religiones y las sagradas escrituras.

La espiritualidad es el don más grande que recibimos de ese ser especial y grande, por lo tanto la espiritualidad es el don más grande de Dios y lo que es conocido como la Vida Sempiterna nos habla acerca de Volverse hacia Dios.

la espiritualidad y la religion

Características propias de la espiritualidad.

Esta como tal no siempre ha podido ser entendida de igual forma por todos o al menos de una forma exacta y correcta. Ha sido infinidad de veces confundida, a veces incluso con otras series de aspectos o características que pertenecen a la experiencia del ser humano que, si bien pueden llegar a poseer un gran valor, no son el centro de la espiritualidad como tal.

Ella se entiende como el nivel incondicionado de la dimensión y del ser humano, es experimentada y fundamentada como orden total en todo lo referente a lo interno y como una total ausencia de los conflictos.

La espiritualidad también puede ser probada como una clase de libertad que es incondicional y un amor que es puro y universal, no es algo que sea personal.

La espiritualidad no es un tema del que se pueda hablar como coaching en el desarrollo personal,  porque ella es más, pues trasciende al ego que es terrible en sí misma, es ser siempre más que tener es algo universal.

La espiritualidad no nos hace individuos más privados, ni más solos,  si no simplemente seres mucho más universales, menos personales, menos egocéntricos, nos lleva a que nos interese la necesidad de hacer el bien, sin necesidad de ser solo al hombre, nos hace pensar en el bienestar de todos los seres vivos, y no solo en el bienestar propio.

la-iluminacion-espiritual-6

A dónde nos lleva la espiritualidad.

La espiritualidad nos lleva de manera directa al conocimiento más adecuado del universo mismo, ese en el cual habitamos y vivimos, y esto solo es algo posible si se encuentra relacionado con auto conocimiento, para esto solo lo conseguiremos si nos hacemos responsables de este mismo universo que nos toca habitar.

Si  nos reconocemos por dentro a nosotros mismos, y a la divinidad,  quien es el orbe central de todo el universo, es su esencia plena y fin último,  pues somos parte de todo esto, e igual que el universo como la máxima creación de la energía superior.

Se agradecido siempre en los momentos de adversidad y sé muy generoso y espléndido en los momentos de prosperidad,  sé una persona digna de la confianza completa de tu semejante, y mírale siempre con el rostro resplandeciente y amistoso que necesita.

Sé para la persona pobre y carente un gran tesoro que no desee perder, y para el rico aquel que lo amoneste en ciertos momentos; sé el que le gusta contesta a la petición del menesteroso, y guarda con sumo celo la santidad de lo que has prometido.

Sé la persona  correcta cuando hagas juicio de valores con tus palabras. Trata en la vida de no ser nunca injusto con nadie ni con nada, y a todos demuestra la máxima cordialidad siempre.

Sé esa lámpara para quienes se mantienen y andan recorriendo perdidos en las tinieblas, una alegría enorme para los  que sufren perdidamente de tristeza, un mar lleno de agua mansa y clara para los necesitados y sedientos, un refugio y un asilo para los desconsolados y afligidos, un defensor justo de aquellos que se encuentran oprimidos.

Que la integridad y la rectitud se distinguen siempre por encima de todos tus actos. Sé un hogar pleno lleno de calma para el extraño, un bálsamo para aquel que sufre desconsoladamente, un baluarte para aquel que en la necesidad es fugitivo. Sé ojos dulces de piedad para aquel que ciego y una luz  de guía a los pies de las personas que se equivocan.

Sé un ornamento hermoso de la cara de lo que es real y verdadero, una corona de la fidelidad, un hábito constante en el templo de lo que es la rectitud, una insignia bien labrada de la justicia, un barco firme en el océano amplio del conocimiento, un lucero constante encima del horizonte de todas las virtudes del ser humano, un rocío de agua fresca para la tierra donde emana el corazón humano, un sol que brille en el cielo de la sabiduría, un fruto de buen sabor del árbol de la humildad.

Para aquellas personas que no llegan a darle el justo valor a la espiritualidad, aquellos que son simplemente materialistas, la muerte es sencillamente la encarnación misma de la nada solo una prisión de fracaso y privación.

En tanto que la persona que se hace realmente amante del espíritu siempre se prepara para la continuación de un viaje completo durante la vida, la persona que es materialista rechaza la existencia de esta clase de buen camino.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Deja un comentario