Yoga Para La Escoliosis, Asanas Y Recomendaciones.

Existen una diversidad de asanas empleadas en el yoga para la escoliosis, en esta clase de Yoga mediante la utilización de las asanas lo que se busca es tratar de manera principal sanar o al menos ayudar a que esta patología se corrija,  dado que esta es una afección popular que afecta de manera sistemática a la columna vertical la cual puede llegar a originar un dolor de características intolerables.

Además de otras consecuencias múltiples que se puede llegar a presentar, incluso la enorme mayoría de las veces su corrección necesaria es por lo general es solo con una cirugía,  la cual para el paciente no es nada sencilla, en múltiples circunstancias desde lo económico hasta la parte médica.

Cuando te hablamos de distintas clases de dolores, también te hablamos de afecciones que son distintas y que pueden llegar a surgir como consecuencia de la presencia de una escoliosis, estas pueden llegar a ser la falta de la respiración, el aplastamiento del corazón como músculo, la presencia de sonidos sibilantes entre otros dentro de nuestra caja torácica.

Cuando hablamos de cirugías correctivas, nos podemos encontrar hasta con situaciones en las cuales es necesario para controlar la situación, la colocación de material de osteosíntesis, como barras de titanio, tornillos, tutores entre otros.

yoga para la escoliosis

Te sugerimos leer: EL Yoga, Historia, Origen, Tipos, Beneficios, Asanas Más Recomendadas.

Los ejercicios  que se practican en el Yoga para la escoliosis se mantienen indicados por  los especialistas médicos más famosos del mundo y por las clínicas y los hospitales que se encuentran alrededor  del mundo.

Los más famosos y utilizados son los de Klapp, que te describiremos a continuación, junto a que se trata la escoliosis, en qué consiste este tipo de patología o enfermedad la cual se presente de manera más recurrente en su forma dorso-lumbar, y sus posibles tratamientos a través del uso de las asanas.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis se trata en una desviación que se sufre llevando hacia un lado cualquiera de la columna vertebral, la cual de forma general se origina en forma de S o de C.

Existen hoy en día para el tratamiento de las escoliosis algunas clases de ejercicios especiales de Yoga que ayudan a lograr que se corrija la postura y a la vez hacer que se gane fuerza en todos los músculos que se consiguen en toda la espalda.

La más común y popular de las escoliosis es la que se presenta como una  escoliosis en la parte dorso lumbar de la columna.

Son ejercicios altamente recomendados en las clínicas, en los hospitales, y en los centros fundamentados en distintos y diferentes investigaciones y estudios. Es una pena que en muchos sitios se ofrecen como una especie de solución mágica para corregir la escoliosis los ejercicios que se fundamentan en el Yoga, sin llegar a conocer al Yoga como tal, con todas sus bondades y todos sus beneficios.

Aquí te los vamos a describir y presentar  para que puedas llegar a hacer estos ejercicios de Yoga incluso en tu casa, o cuando bien desees hacerlo.

Te puede interesar leer: Animales De Terapia, Beneficios Y Bondades, Zooterapia.

Los ejercicios para esta función más famosos son los ejercicios de Klapp, que tratan en colocar a trabajar con la parte que se consigue mucho más debilitada en toda nuestra espalda, para que logre alcanzarla tonificación necesaria y tome de nuevo la fuerza que le corresponde, de tal manera que la columna pierda esa figura que hace y se logre alinear de nuevo.

Causas principales de la escoliosis dorso-lumbar.

En el mundo médico científico, se ha logrado afirmar gracias a diferentes estudios que la causa principal de la escoliosis es la posición conocida como de bipedestación que se consigue presente  en el andar del ser humano.

Al caminar encima  de nuestras dos piernas, la fuerza de la gravedad presente trabaja ejerciendo una enorme presión sobre la espina dorsal, y por ende el lado que se encuentra más débil se va doblando o inclinando, creando una postura desequilibrada totalmente.

Dicho desequilibrio se origina de una manera ligera desde el inicio, pero si este no se llega a enmendar a tiempo, este va a seguir empeorando. De allí radica la importancia de realizar los ejercicios básicos de Yoga  para la escoliosis, los cuales son ejercicios sobre los cuales se basan las actividades como los famosos ejercicios de Klapp.

El objetivo principal del Yoga integral terapéutico en este caso es fundamentar el estirar el lado que se encuentra de forma cóncavo hacia  la curva que se hace en la columna, y de esta forma poder fortalecer el lado que se encuentra convexo.

Así la parte que se mantiene cóncava se podrá descontracturar y el lado contrario que es el convexo se logrará tonificar de una vez y en ese mismo tiempo adquirir la suficiente fuerza para alcanzar el equilibrio, la armonía y la alineación existente en toda la columna vertebral.

Hay que ejercitar mucho para poder mermar de alguna manera los efectos colaterales que crea la escoliosis, algunos de los ejercicios que forman parte de esta clase son llamados las llamadas marchas de Klapp, las lordotizaciones y las cifotizaciones altas y de clases bajas, las mismas te las describiremos en el apartado siguiente apartado nuestro artículo de hoy.

Asanas para el tratamiento con el yoga para la escoliosis.

Vamos a comenzar lo inicial y lo más importante en nuestro artículo de hoy en Terapias Alternativas que es  los ejercicios que se realizan en el  yoga para la escoliosis, cómo se puede llegar a mermar con su ayuda, al menos la molesta escoliosis.

Lo primero que debes realizar antes que todo debe ser ir a visitar a tu médico especialista, en estos casos en específicos se recomienda ir a un traumatólogo ortopedista, o a un especialista en la columna vertebral y suponemos que en este punto debes de haber realizado este primer paso, y este ya seguramente te ha recomendado para tratar esa escoliosis que tienes que realizar algunos ejercicios que son prudentes en el área, pero sin precisar de manera exacta cuáles son.

Bajo la normalidad los ejercicios de características físicas deben ser el primer paso para comenzar el avance en esta clase de tratamiento, salvo que la escoliosis de tipo dorso lumbar  se manifieste muy avanzada, en cuyo caso podría ser necesario también el empleo de un corsé o la cirugía correctiva como te mencionamos de forma anterior.

En la siguiente imagen te enseñaremos las tres zonas que se consiguen en la espalda, donde se deben utilizar los corsés para que los conozcas de ahora en adelante.

diferentes partes de la columna

Los ejercicios que te describiremos a continuación se dividen en dos tipos de grupos, los que nos sirven para ayudar a que se fortalezca la espalda en una zona especifica, los cuales se hacen en función de la altura que compromete la espalda en la que se encuentra la producción de la curva que está dentro de la columna.

Puedes leer: La Terapia Con Perros, Razas Y Sus Beneficios.

Según la imagen que te colocamos arriba, la espalda o columna se encuentra dividida por orden en la zona cervical, la zona dorsal y en la zona lumbar.

Yoga para la escoliosis, asanas en función a la altura.

Para el caso de que te encuentres en la situación de poder hacer los ejercicios, lo más es recomendable que  hagas lo siguiente:

1.- La postura del gato o las lordizaciones altas.

Esta es una de las primeras adaptaciones que se consiguen incluidas dentro de las dos vertientes de los ejercicios más utilizados en el yoga para la escoliosis. Es excelente y se recomienda para ayudar a que se fortalezca tanto la parte lumbar como la parte dorsal de la espalda y la parte lumbar de la misma.

.-Para realizar este procedimiento primero que nada debes colocarte en posición cuadrúpeda, (como los perros) con tus rodillas que alcancen la altura de la articulación de las caderas, y con tus manos que se consigan alineadas con tus  rodillas, debajo de tus hombros. Trata en este aspecto de colocar la  espalda recta totalmente.

.-De forma seguida pasa a arquear un poco tu espalda, intentando de esta manera llevar tú pecho, el tórax hacia arriba lo más que tú puedas, estirando de igual manera los brazos con todo tu esfuerzo, pero siempre con tus manos muy bien sustentadas sobre tu esterilla, recuerda que la que utilizas debe ser muy cómoda para ti.

.- A continuación procede a bajar tu cabeza lo más que puedas, y empieza a hacer un ciclo en tu respiración de 5-10-10.

Esto quiere decir, que debes hacer 3 series donde cuentes al menos 5 repeticiones, con al menos unos 10 segundos de forma aproximada de descanso entre cada una de ellas mismas.


2.- La adaptación de la postura de gato II o Las lordizaciones bajas.

Con este asana te enfocas en trabajar la parte dorsal y la parte cervical de la espalda. Esto tiene como significado, que existen una gran diversidad de asanas o de ejercicios para poder tratar la escoliosis congénita buscando siempre sus mejoras, porque la curvatura que se crea en la espalda se puede dar en distintas vías desde bien cerca de los omoplatos, hacia arriba, bien, o en incluso en la parte baja de la misma.

Si deseas llegar a fortalecer las partes anteriormente indicadas, realiza el ejercicio siguiente.

 .- Primero debes colocarte en posición de animal cuadrúpedo, con tus rodillas que se encuentren a la altura de la articulación de las caderas, pero en esta ocasión vas a proceder a doblar los codos y apóyarte solo utilizando tus antebrazos encima de la esterilla que estés empleando.

.-De forma seguida levanta de tu espalda la parte lumbar, esta es la parte que se consigue más cerca a la articulación de las caderas. Realiza como mínimo unas 3 series de unas 5 repeticiones cada una, contando con unos 10 segundos de tiempo que vaya de descanso entre cada una..

3.- La postura del gato normal o la cifotizaciones altas.

En los ejercicios que se practican en el yoga para la escoliosis, está asana del gato es excelente para tu espalda, dado que sirve para ayudar a que se mejore el dolor que se puede llegar a presenta en la parte de atrás de los demás. Esta ayuda a que se consiga la flexibilización correcta de la espalda y poco a poco se van minimizando incluso desapareciendo todas las contracturas y a mejorar escoliosis con todos sus efectos

.- En un principio como en todos los casos anteriores debes colocarte en la posición cuadrúpeda es decir con la práctica de la asana en la tabla del yoga, con tus manos y tus rodillas que se mantengan a la altura de tus caderas, tratando siempre de llevar  la espalda de forma muy recta.

.- A continuación debes tratar arquear tu espalda todo lo que puedas, levantándola al mismo tiempo lo más posible mientras tus manos se mantienen encima de tu esterilla. Acto seguido baja tu cabeza y tratar de hacer  un ciclo en la  respiración, como te lo hemos enseñado antes  de 5-10-10. Es decir de nuevo haz 3 series de  como mínimo 5 repeticiones, con 10 segundos de tiempo para el descanso entre cada una.


Ejercicios en función hacia el lado, usados en el Yoga para la escoliosis.

Hay que hacer para la escoliosis algunas clases de ejercicios que nos ayuden a finalizar con la tendencia que lamentablemente se está corriendo en la espalda. Es por esto, que si la escoliosis se está manifestando con el lado cóncavo hacia la parte izquierda tendrás que hacer algunas clases de estiramientos que vayan hacia ese lado justamente. Y también hacerlo al revés, te explicaremos algunas asanas de forma sencilla.

1.-La asana de la media Luna

Recuerda siempre que si la espalda se está torciendo hacia tu parte izquierda, que es justamente el lado cóncavo del lado derecho, tienes que buscar la manera de romper con  esta tendencia realizando algunos estiramientos previos, hacia tu lado derecho, y viceversa. Esto se hace de la forma siguiente:

.- Primero colocándose de pie sobre  tu esterilla, debes intentar estirarte todo lo que puedas, yendo hacia arriba. Después pasa a colocar los brazos por la parte de arriba de tu cabeza.

.-A continuación inclínate hacia el lado que consideres es de tu correspondencia por ejemplo, si la espalda se encuentra inclinada hacia tu lado izquierdo, debes estirarte hacia tu derecha.


2.-La postura del sauce o la asana Janu Sirsasana.

Debes mantener siempre en tu mente al realizar estas prácticas lo que te venimos explicando de manera anterior, si la espalda se mantiene inclinada hacia el lado izquierdo, debes estirarla hacia la parte contraria es decir el lado derecho. En el siguiente ejemplo te vas a suponer que estás inclinada hacia la parte derecha.

.- Primero encontrándote sentado sobre tu esterilla, con la espalda de forma muy recta, debes proceder a estirar tus piernas lo más que puedas. A continuación debes tratar de abrirlas hasta que logres formar un ángulo de al menos unos 90 grados,  esto significa, que debes abrir cada una de las piernas en al menos unos 45 grados..

.-Con tu pierna derecha conservandola doblada, pon la planta de ese pie justamente e intenta que toque  la cara interior de tu muslo del lado izquierdo, e intenta acercar la parte exterior de tu rodilla del lado derecho hacia la esterilla, en este ejercicio debes intentar de aguanta el aire lo más que te sea posible.

.-Después procede a subir tus brazos y cuando se encuentren arriba de todo tu cuerpo, pasa a juntar las palmas de tus manos. Colócate un poco hacia la parte de adelante y hacia el lado izquierdo, después de nuevo hacia tu pie izquierdo.

Intenta mantener esa misma posición durante al menos un tiempo aproximado de entre unos 10 a unos 20 segundos. Realiza de 3 a 6 repeticiones de este mismo ejercicio como mínimo, podrás ver las mejoras.


3.-El brazo y la pierna opuesta.

Siguiendo el caso anteriormente descrito con la columna ligeramente inclinada hacia el lado derecho, tendrás que suspender tu pie derecho y tu brazo izquierdo también. Todo debes realizarlo al mismo tiempo.

.- Primero colócate en la esterilla de trabajo en la posición de los animales cuadrúpedos. A continuación intenta subir tu brazo izquierdo y trata de ponerlo paralelo al suelo. También trata de levantar la cabeza mirando siempre al frente.

.-Luego procede a levantar tu pierna derecha lo más alto que puedas, tratando de que esta forme una línea derecha con tu brazo izquierdo y con tu espalda. Aguanta en esta posición al menos durante un periodo de 5 segundos y retorna a la posición inicial.

.-Realiza en total unas 8 veces seguidas este ejercicio.

La efectividad de las asanas para la escoliosis.

Los ejercicios descritos anteriormente y que forman parte del conocido método Klapp tienen su principal efecto según sea el ritmo, la precisión, la amplitud y la consecutividad con que estos se hagan. Por supuesto, si tienes que realizar la asana de la Media Luna hacia la parte del lado derecho, pero en lugar de volverte hacia ese lado de manera completa, lo haces solo un poco, no estarás adelantando lo que en realidad necesitas, como quien en cambio sí lo está realizando.

Esto es lo que se conoce como la amplitud dentro de los ejercicios del yoga para la escoliosis. La precisión es lo que llamamos el grado en que, por ejemplo, tú te mantienes estirándote en este caso hacia la parte de arriba, al mismo tiempo que te vas hacia el lado derecho. Y en cuanto al ritmo podemos mencionar que es cuanto menos tiempo sucede entre cada una de las repeticiones del ejercicio, esto será mucho mejor.

La edad en todo esto un factor que es determinante. Muchos adolescentes, así como niños pequeños llegan a demostrar la presencia de la escoliosis en sus primeras etapas de la vida. Darse cuenta de esto es algo básico para poder ayudarlos y realizar la corrección a tiempo, cuanto antes se puedan hacer los ejercicios de yoga para la escoliosis, será mucho mejor para ellos y por ende más beneficioso el diagnóstico adecuado y a la vez mucho mayor la efectividad de estas diferentes posturas.

Recomendaciones en el yoga para la escoliosis y su práctica.

Es algo muy importante que te fijes bien cuando sientas en dolor donde te explicamos cuál es el lado que es convexo y cuál el que es cóncavo. También es algo muy importante llegar a entender que hay que tratar de estirar lo más que se pueda hacia el lado que es inverso hacia el cual la espalda se encuentra torciéndose. Debes hacer siempre para ayudar a minimizar la escoliosis los ejercicios de Yoga, como los que ya te hemos descrito arriba, por lo mínimo, unos 5 días de cada semana.

Si los puedes practicar mucho más a menudo, será lo mejor para ti y tu condición, y si aunado a todo esto le sumas otras clases de asanas básicas será mucho mejor.

Pero por el contrario si los realizas en menor cantidad, siempre debes tomar en consideración seriamente que tu recuperación será de forma mucho más lenta y en menor cantidad.

Este artículo que hoy te brindamos en terapias alternativas de ejercicios de yoga para la escoliosis te ayudará a mejorar la condición de tu espalda es un intento de mejorar en el caso de que tengas este problema que muchas veces se hace tan grave. Pertenece al llamado yoga integral terapéutico, y está pensado para que cualquiera pueda llegar a realizar los ejercicios en cualquier instante, y en especial a las personas que deciden hacer yoga en la casa.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Deja un comentario